• El Blog News

Alerta de la ONU: una superficie del tamaño de América del Sur se secará para 2050

Expertos del organismo advirtieron que el 40% de la superficie terrestre ya se encuentra dañada. El informe destacó de forma positiva la protección de los Esteros del Iberá, en Argentina.

Décadas de deforestación, minería y contaminación industrial impactaron negativamente en los recursos del planeta y el resultado implica que hasta un 40% de la superficie terrestre está degradada o en proceso de desertificación, advirtió un informe de las Naciones Unidas (ONU, por sus siglas en inglés) .


Si la tendencia continúa, se degradarán otros 16 millones de kilómetros cuadrados adicionales para 2050, una superficie equivalente al tamaño de América del Sur, alertó la Convención de las Naciones Unidas para Combatir la Desertificación (UNCCD, por sus siglas en inglés) en un reciente documento sobre la perspectiva global de la tierra.


Frente a este escenario, los expertos destacaron algunos ejemplos positivos de restauración de la tierra, entre ellos, la protección y reconstrucción del ecosistema de los Esteros del Iberá, en Argentina.


El mundo exige más alimentos para alimentar a una población en crecimiento, mientras que los esfuerzos para combatir el cambio climático implican conservar la diversidad de los bosques y promover fuentes de energía renovables y no contaminantes, como paneles solares y parques eólicos. “Estas son demandas contrapuestas”, señaló Barron Orr, científico jefe de la UNCCD. “No queda mucha tierra para trabajar”.

Los seres humanos se han apropiado de más del 70% de la superficie terrestre libre de hielo de la Tierra en su búsqueda de alimentos y recursos naturales, incluidos desde la arena hasta los combustibles fósiles. Tal extracción salvaje de recursos contaminó las aguas, los suelos erosionados, las laderas de las montañas desestabilizadas y los rendimientos de los cultivos disminuidos.


La degradación de la tierra significa muerte. Este informe es una llamada de atención. No podemos dar por sentadas las tierras fértiles”, remarcó Ibrahim Thiaw, secretario ejecutivo de la UNCCD.


El sector privado, responsable de la mayor parte de la producción de alimentos, debería reducir el uso de agroquímicos e invertir más en impulsar la naturaleza. Dichos proyectos podrían incluir restaurar la salud del suelo, proteger la vida silvestre y mejorar la disponibilidad de agua mediante el almacenamiento de agua de lluvia o el uso de riego por goteo”, destacó Thiaw entre los puntos destacados del documento.


La segunda edición del informe Global Land Outlook fue difundido en la previa de la 15va. conferencia de la UNCCD, que se llevará a cabo desde el 9 de mayo en Abiyán (Costa de Marfil). El documento advirtió que la utilización errónea de los recursos naturales del planeta y, como consecuencia, la degradación de la tierra, está poniendo en riesgo la biodiversidad, la salud humana y la economía de empresas e industrias.


Aproximadamente la mitad de la economía mundial, o unos 44 billones de dólares al año, depende del cultivo de la tierra o la extracción de recursos. Los países se han comprometido a restaurar 10 millones de kilómetros cuadrados para 2030, o aproximadamente el tamaño de China, pero no logran movilizar los 1,6 billones de dólares que se necesitan para la tarea, estimó el informe de los expertos.


Redirigir los 700 mil millones de dólares otorgados en subsidios anuales a la agricultura y los combustibles fósiles en todo el mundo para restaurar la tierra podría ayudar”, describió el documento.

6 views0 comments