• El Blog News

Avance de COVID-19 en niños: por qué algunos desarrollan complicaciones graves y otros no

Científicos australianos han descubierto las vías de la coagulación de la sangre y las proteínas inmunitarias que se activan en los casos graves pediátricos de coronavirus.

¿Por qué algunos chicos pueden desarrollar complicaciones graves de COVID-19 y otros no? Con esa premisa, investigadores australianos investigaron a dos problemas severos que genera el COVID-19: el síndrome inflamatorio multisistémico (SIM-C) y la insuficiencia respiratoria aguda y todo apunta a los primeros resultados sobre las diferencias asociadas con un aumento de ciertas proteínas en sangre y el proceso de coagulación.


Los investigadores han descubierto las vías de la coagulación de la sangre y las proteínas inmunitarias que se activan en los casos graves de COVID-19 en los niños, allanando el camino para un diagnóstico más temprano y tratamientos más específicos.


El estudio dirigido por el Instituto de Investigación Infantil Murdoch (MCRI) y la Universidad de Melbourne y publicado en Nature Communications, ha identificado mecanismos de enfermedad en niños con COVID-19 que presentan síndrome inflamatorio multisistémico, donde diferentes partes del cuerpo pueden inflamarse, incluido el corazón, pulmones y cerebro y síndrome de dificultad respiratoria aguda, un tipo de enfermedad pulmonar.


El investigador y autor principal Conor McCafferty dijo los niños son, en general, menos susceptibles al COVID-19 y tienen síntomas más leves, pero no está claro qué es lo que hace que algunos desarrollen una enfermedad muy grave. Y apuntó a que los principales desencadenantes de la COVID-19 grave en los este grupo de pacientes eran la coagulación de la sangre y cómo las proteínas del sistema inmunitario reaccionaban al virus.


“Nuestra investigación fue la primera en descubrir las vías específicas de la coagulación de la sangre y las proteínas inmunitarias afectadas en los niños con COVID-19 que desarrollaron síntomas graves”, agregó. Para el estudio, se recolectaron muestras de sangre de 20 niños sanos en el Royal Children’s Hospital y muestras de 33 niños infectados con SARS-CoV-2 con síndrome inflamatorio multisistémico o síndrome de dificultad respiratoria aguda del Hôspital Necker-Enfants Malades, de la Universidad del Gran París.


El profesor Damien Bonnet, del Hôspital Necker-Enfants Malades, hospitales universitarios del Gran París, dijo que la recolección de muestras para describir con más detalle los mecanismos de estos síndromes y el establecimiento de colaboraciones en todo el mundo se consideraban cuestiones clave para mejorar el tratamiento y los resultados. La investigación encontró que 85 y 52 proteínas eran específicas del síndrome inflamatorio multisistémico y el síndrome de dificultad respiratoria aguda, respectivamente. Ambos síndromes son importantes resultados potenciales de la COVID-19 grave.


McCafferty dijo que los descubrimientos fueron posibles gracias a la proteómica, un enfoque experimental que permitió a los investigadores investigar casi 500 proteínas que circulan en la sangre a la vez y determinó que 85 eran específicas del SIM-C y 52, de la dificultad respiratoria grave. Esas proteínas estaban aumentadas en los chicos con esos diagnósticos, a diferencia de los chicos sanos. Los datos muestran que el 1,7 por ciento de los casos pediátricos hospitalizados informados de COVID-19 incluyeron la admisión a la Unidad de Cuidados Intensivos. Los niños con COVID-19 que presentan síndrome inflamatorio multisistémico también muestran características clínicas similares a la enfermedad de Kawasaki y al síndrome de choque tóxico, como fiebre, dolor abdominal, vómitos, erupción cutánea y conjuntivitis, lo que dificulta el diagnóstico rápido de los pacientes.

9 views0 comments