top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Blinken llegó a Trinidad y Tobago para participar en la cumbre de la Comunidad del Caribe

El jefe de la diplomacia estadounidense sostendrá una reunión con el primer ministro de Haití, país asolado por la violencia y la pobreza.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, llegó este miércoles a Trinidad y Tobago para participar en la cumbre de la Comunidad del Caribe (Caricom) y sostener una reunión con el primer ministro de Haití, país asolado por la violencia y la pobreza.


La visita del secretario de Estado se produce cuando arrecian los llamados, especialmente de la ONU, para que se envíe una fuerza de seguridad al país más pobre de América, donde la situación humanitaria y de seguridad empeora día a día.


La reunión con el primer ministro Ariel Henry está prevista hacia finales de la tarde. Henry ha pedido una intervención internacional en su país desde hace casi un año, pero ningún país hasta ahora se ha declarado dispuesto a liderar la operación.


Un llamado que tiene el apoyo del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien durante su intervención en la inauguración de la cumbre del Caricom el lunes dijo que seguirá “presionando por una fuerza de seguridad internacional sólida, autorizada por el Consejo de Seguridad, para poder ayudar a la policía nacional haitiana a derrotar y desmantelar a las pandillas”.


Brasil y Canadá son los más implicados en las discusiones, pero Estados Unidos respalda más bien el reforzamiento de las fuerzas de seguridad locales.


De hecho, en la reunión, el secretario “urgirá” a Henry a trabajar para “ampliar el consenso político” y “encontrar una solución política que devuelva a Haití a un orden democrático”, según adelantó la jefa del Departamento de Estado para la región la semana pasada.

Guterres ha llamado a “no olvidar a Haití”, país donde estuvo el sábado en una visita que se mantuvo en secreto hasta que aterrizó en Puerto Príncipe.


El país no celebra elecciones desde 2016. Henry, designado apenas 48 horas antes de que el último presidente, Jovenel Moise, fuese asesinado en julio de 2021, enfrenta cuestionamientos a su legitimidad.


La agenda de Blinken incluye el jueves un encuentro con el primer ministro trinitense, Keith Rowley, antes de partir a Guyana, donde permanecerá unas horas. El lunes, Guterres exhortó a “incrementar el apoyo” a la policía de Haití para hacer frente a la ola de “violencia sin precedentes” de los últimos meses.


Cifras oficiales expusieron que entre el 1 de enero y el 31 de marzo, la cantidad de homicidios en el país aumentó un 21% con respecto al último trimestre de 2022 -lo que equivale una suba de 673 a 815- mientras que el número de secuestros subió un 63% -de 391 a 637-.


“Reitero mi llamado a todos los socios para que incrementen su apoyo a la policía nacional de Haití, en forma de financiamiento, entrenamiento o equipamiento”, señaló en rueda de prensa, tras un encuentro con el primer ministro trinitense, Keith Rowley.


Debemos hacer más colectivamente para ayudar al pueblo haitiano a trazar un camino hacia las elecciones y una solución política”, añadió.


La ONU ha expresado su alarma por la violencia impuesta por pandillas que aterrorizan al país más pobre de América.


La jefa de Unicef, Catherine Russell, dijo la semana pasada que la situación en Haití “nunca ha estado tan mal”, citando casos de niñas violadas y niños reclutados por las bandas criminales.

2 views0 comments

Comments


bottom of page