top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Cómo fue el rescate de la niña secuestrada que buscaba todo Nueva York y apareció encerrada

Charlotte Sena, de 9 años, desapareció el fin de semana después de salir a dar un paseo en bicicleta. El sospechoso, Craig Nelson Ross Jr., cometió un descuido que fue aprovechado por las autoridades.

Una nota de rescate hallada en el buzón de su casa condujo a la detención de un sospechoso y al reencuentro de Charlotte Sena, de 9 años, con su familia. Funcionarios estatales confirmaron la noticia tras una intensa búsqueda de dos días que había comenzado en el Parque Estatal Moreau Lake de Nueva York.


La clave para el avance en el caso fue la identificación del sospechoso, Craig Nelson Ross, Jr., de 47 años, a través de huellas dactilares dejadas en la nota de rescate. Las autoridades rastrearon a Ross hasta su residencia, donde fue arrestado el lunes por la noche, y Charlotte fue encontrada oculta en un armario, según anunció la gobernadora Kathy Hochul en una conferencia de prensa.


La niña, que parecía “aparentemente ilesa físicamente”, fue trasladada a un hospital para un examen médico, indicó la gobernadora.


Hasta el momento de la declaración, Ross estaba siendo interrogado y aún no había sido acusado formalmente, aunque Hochul señaló que se esperan cargos.


“Todos en Nueva York están dando un suspiro colectivo de alivio en este momento”, expresó Hochul a CNN el lunes por la noche.

Charlotte desapareció durante un viaje de campamento familiar, desencadenando una búsqueda intensiva que involucró a cientos de personal de múltiples agencias, incluido el FBI, según la policía estatal.


Hochul detalló los pasos meticulosos seguidos por los investigadores desde el descubrimiento de la nota de rescate el lunes temprano, destacando la importancia de las huellas dactilares. También reveló cómo datos de teléfonos celulares y otras pruebas fueron fundamentales en el caso.


El camino para descubrir a Charlotte incluyó el paso del sospechoso por la casa de la familia Sena alrededor de las 4:20 am del lunes, menos de 36 horas después de la desaparición. La colocación de la nota de rescate en el buzón mientras los padres aún buscaban a su hija resultó crucial.


La policía estatal recuperó las huellas dactilares de la nota y las cotejó en bases de datos de fuerzas del orden, obteniendo una coincidencia con Ross a las 2:30 pm del mismo día. El historial delictivo de Ross, ingresado en 1999 por conducir en estado de ebriedad, permitió establecer su identidad.


Ross fue arrestado alrededor de las 6:30 pm después de que dos equipos SWAT estatales y federales lo localizaran en una residencia detrás de la casa de su madre. La niña fue hallada en el interior de un gabinete.


Además de las huellas dactilares, Hochul destacó el análisis de pings de teléfonos móviles y registros del parque para localizar a Charlotte, enfatizando la cooperación entre las agencias involucradas.


El lunes por la mañana, la búsqueda abarcó 46 millas lineales y movilizó a alrededor de 400 miembros del personal de búsqueda y rescate de diversas agencias, así como a grupos privados y departamentos de bomberos voluntarios.


“Había muchos padres entre las filas y todos pensaban: ‘Si fuera mi hijo, querría que todos bajo el sol lo buscaran’”, agradeció Hochul a los participantes en la operación de rescate. “Y eso es lo que hizo este equipo”.

4 views0 comments
bottom of page