top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Detuvieron al jefe de estación donde se produjo el accidente de trenes en Grecia

Un comunicado policial identificó al presunto responsable como un hombre de 59 años. Otras dos personas también fueron arrestadas para ser interrogadas.

El jefe de estación de la ciudad griega de Larissa fue detenido, según informó la policía el miércoles, tras un choque frontal entre un tren de pasajeros y otro de carga a las afueras de una localidad cercana, en el que al menos 36 personas murieron y unas 130 resultaron heridas.


Un comunicado policial sólo identificaba al sospechoso como un hombre de 59 años. Otras dos personas habían sido detenidas para ser interrogadas. La causa del siniestro no estaba clara en un primer momento.


Los rescatistas buscaban sobrevivientes entre los restos retorcidos y humeantes antes del amanecer del miércoles. Lo que parecía ser el tercer vagón del tren de pasajeros se veía sobre los restos destruidos de los dos primeros. Varios vagones descarrilaron y al menos tres se incendiaron tras la colisión ocurrida antes de la medianoche del martes cerca de la localidad de Tempe.


Muchos de los aproximadamente 350 pasajeros eran estudiantes que regresaban a casa desde los festejos del Carnaval. Este año era la primera vez que Grecia celebraba con normalidad el festival de tres días, que precede a la Cuaresma, desde el inicio de la pandemia en 2020.


“Esta es una tragedia terrible que resulta difícil de comprender”, dijo la viceministra griega de Salud, Mina Gaga. “Lo lamento muchísimo por los padres de estos chicos”. El gobierno declaró tres días de luto nacional.


“Es una tragedia indescriptible”, afirmó el vocero del gobierno, Giannis Oikonomou. Unos 500 trabajadores de emergencias se habían desplegado en el lugar, añadió.


Con la llegada del día, los rescatistas empezaron a utilizar maquinaria pesada llevada hasta el lugar para mover fragmentos grandes del tren, lo que reveló más cuerpos y restos desmembrados. Funcionarios del gobierno dijeron que se había llamado al ejército para que ayudara en el rescate.


El primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, visitó el lugar del accidente. Los trenes chocaron justo antes del Valle de Tempe, una garganta que separa las regiones de Tesalia y Macedonia. Costas Agorastos, el gobernador regional de Tesalia, declaró a la televisora griega Skai que los dos trenes habían chocado de frente a gran velocidad.


“Los vagones uno y dos ya no existen, y el tercero ha descarrilado”, explicó. Los sobrevivientes precisaron que varios pasajeros habían salido despedidos por la ventanas del tren debido a la fuerza del impacto. Otros lucharon por liberarse después de que el tren de pasajeros se saliera de la vía y se estrellara en un campo cerca de un acantilado, unos 380 kilómetros al norte de Atenas.


“Había muchos trozos grandes de acero”, dijo Vassilis Polyzos, vecino de la zona y uno de los primeros en llegar al lugar. “Los trenes estaban totalmente destruidos, tanto el de pasajeros como el de mercancías”.


Cuando él llegó, explicó, había gente desorientada que salía de los vagones traseros del tren.

“La gente, naturalmente, estaba asustada, muy asustada”, dijo. “Miraban alrededor, buscando. No sabían dónde estaban”.


Entre los fallecidos había ocho empleados ferroviarios, incluidos los dos maquinistas del tren de mercancías y los dos maquinistas del convoy de pasajeros, según el presidente del Sindicato de Trabajadores Ferroviarios Griegos, Yannis Nitsas.


El servicio griego de bomberos informó de 66 personas hospitalizadas, seis de ellas en cuidados intensivos. “El proceso de evacuación sigue en marcha y se realiza bajo condiciones muy difíciles debido a la gravedad de la colisión entre los dos trenes”, explicó el vocero de bomberos Vassilis Varthakoyiannis.


Más de 200 personas que resultaron ilesas o sufrieron heridas menores fueron trasladadas en autobús a la ciudad de Salónica, 130 kilómetros al norte del incidente. La policía tomaba sus nombres al llegar en un esfuerzo por buscar a cualquiera que estuviera desaparecido.


Luego de descender de uno de los autobuses, un adolescente que se negó a ser identificado por su nombre dijo a los reporteros griegos que poco antes del choque sintió una fuerte frenada y vio salir chispas, y luego el tren se detuvo abruptamente.


“Nuestro vagón no se descarriló, pero los que iban al frente sí, y quedaron destrozados”, declaró, visiblemente alterado. Añadió que el primer vagón se incendió y que escapó al usar una mochila para romper una ventana del vagón en el que viajaba, el cuarto.


El operador ferroviario Hellenic Train informó que el tren de pasajeros procedente de Atenas y con destino a la ciudad norteña de Salónica llevaba unos 350 pasajeros a bordo. Hellenic Train, que ha incorporado servicios de alta velocidad en los últimos años, está operado por la compañía italiana FS Group, que gestiona servicios ferroviarios en varios países europeos.

6 views0 comments

留言


bottom of page