top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

EEUU e Irán intercambiaron ciudadanos detenidos y se desbloqueó una cuenta bancaria del régimen

Los cinco estadounidenses y sus dos familiares ya están en viaje hacia Washington vía Doha. La negociación implicó un indulto de Joe Biden a cinco presos iraníes y el descongelamiento de fondos de Teherán depositados fuera de su territorio.

Estados Unidos confirmó este lunes que los cinco estadounidenses que serán intercambiados por otros presos iraníes ya se encuentran libres y prontos para volar hacia Washington. El acuerdo que permitió este intercambio implicó que el gobierno de Joe Biden indultara a cinco iraníes detenidos en Estados Unidos y descongelara una cuenta de ese país retenida en Corea del Sur con USD 6 mil millones.


En total son siete personas las que llegarán a Washington desde Irán vía Doha, dado que Qatar ha sido el país mediador de esta negociación. Se trata de Siamak Namazi, Emad Shargi y Morad Tahbaz y otras dos personas que pidieron mantener su nombre en el anonimato. Además, viajarán con ellos la esposa de Tahbaz y la madre de Namazi, a quienes tampoco se les dejaba salir del país. Según un alto funcionario estadounidense, los cinco estadounidenses liberados y los dos familiares están en camino a Doha desde Therán a la mañana de este lunes.


Estados Unidos entiende que los cinco ciudadanos norteamericanos han estado encarecelados injustamente. Todos llegarán al área de Washington DC, donde el Departamento de Defensa les brindará servicios opcionales para que puedan reunirse con sus familias, además de ofrecerles ayuda para su reintegración a la vida, explicó un vocero de la Casa Blanca.


A cambio de la liberación de estas siete personas, el presidente Biden indultó a cinco iraníes que estaban presos en cárceles de Estados Unidos. Según el gobierno, se trata de personas que han sido acusadas o condenadas por actos no violentos. Dos de ellos, aseguró la Casa Blanca, estaban a punto de ser liberados porque sus delitos estaban por espirar. En uno de los casos iba a quedar libre en 100 días. Los otros tres indultados están a la espera de un juicio y aún no han sido condenados.


Dos de los cinco, que no tenían status legal en el país, viajarán también a Irán vía Qatar.


El acuerdo también implica que Estados Unidos libere una cuenta iraní que estaba retenida en Corea del Sur por unos USD 6 mil millones, pero que el régimen iraní solo podrá usar, según la Casa Blanca, en asuntos muy limitados de “transacciones humanitarias”: alimentos, medicinas, dispositivos médicos y productos agrícolas.


Se trata de una cuenta en la que Corea del Sur depositó a Irán pagos por petróleo. Según la Casa Blanca, se trata de dinero que no estaba embargado legalmente y de hecho estaba disponible para comercio no sancionable.


La polémica en EEUU

Ante las críticas que ya surgieron de algunos republicanos por este acuerdo, la Casa Blanca señaló que el mismo implica un uso muy limitado de ese dinero y que si Irán intenta desviar los fondos o utilizarlos para cualquier otra cosa, se volverán a bloquear.


Mientras se negociaba este pacto, algunos congresistas republicanos lo criticaron. El candidato y ex presidente Donald Trump dijo que un acuerdo como este es un pésimo precedente. “¡Entonces, aclaremos esto! Hicimos un comercio de rehenes con Irán. Les dimos cinco personas muy duras e inteligentes que querían desesperadamente. También recuperamos a cinco personas pero, ¡también les dimos 6 mil millones dólares!”, escribió Trump en su red social. Además, preguntó “¿cuánto dinero de soborno recibe el corrupto de Joe Biden?” y agregó que durante su gestión él logró librear 58 rehenes “por cero dinero”.


La Casa Blanca aclaró que los fondos liberados no son de los contribuyentes estadounidenses, sino que es dinero de Irán que estaba retenido y que se libera para acciones concretas.


El gobierno de Biden también señaló que este acuerdo no quiere decir que se abra una puerta para negociar otras cosas Irán, pero que Estados Unidos siempre había dejado claro que no era posible hablar ningún otro tema mientras hubiera ciudadanos estadounidenses detenidos en el país sin causa justa.


Irán, asegura Estados Unidos, está con graves problemas económicos y le sirve empezar a discutir otros asuntos. “No llamaría a esto una medida de fomento de la confianza. Diría que elimina un obstáculo”, dijo un vocero de la administración Biden.


Sin cambio en la relación con Irán

Estados Unidos aclaró también que este acuerdo no cambia en nada la relación de ese país con Irán. “Es un adversario y un país que realiza terrorismo patrocinado por el Estado. Los haremos responsables siempre que sea posible”, dijo un vocero de la administración Biden.


La Casa Blanca pidió a los estadounidenses que no viajen a Irán, incluso por más que tengan doble nacionalidad. Algunos de los liberados, de hecho, eran ciudadanos estadounidenses e iraníes, pero el régimen persa no reconoce la doble nacionalidad.

3 views0 comments

Comments


bottom of page