top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

EEUU exigirá test negativo de COVID-19 a los viajeros procedentes de China para entrar al país

La medida se suma a la de Italia y Japón, entre otros, como consecuencia de la falta de información por parte de Beijing sobre el aumento de casos.

Estados Unidos requerirá para ingresar al país pruebas negativas de covid-19 a todos los viajeros aéreos provenientes de China, alegando que Beijing no comparte suficiente información sobre el aumento de casos de coronavirus allí, anunció un funcionario de la salud federal local este miércoles.


A partir del 5 de enero “todos los pasajeros aéreos de dos años o más cuyo origen sea China deberán hacerse una prueba de no más de dos días antes de su salida desde China, Hong Kong y Macao, y mostrar un resultado negativo a las aerolíneas al momento de la salida”, indicó el funcionario. La medida incluye a quienes hacen una escala en cualquier aeropuerto estadounidense.


Aquellos pasajeros que den positivo más de 10 días antes de un vuelo, podrán presentar documentación que den cuenta de su paso por la enfermedad y su recuperación en lugar de un resultado negativo, agregaron los funcionarios.


Esta reciente decisión adoptada por Estados Unidos supone la vuelta de requisitos sobre los viajeros internacionales, los cuales Joe Biden había eliminado por completo el pasado junio. Luego de eso, los CDC continuaron con sus recomendaciones de pruebas PCR previo a un viaje de aquellos que embarcaran vuelos con destino al país.

“El rápido aumento reciente en la transmisión de covid-19 en China aumenta la posibilidad de que surjan nuevas variantes”, agregó el funcionario como justificación de la medida y apuntó contra el régimen chino por los datos limitados que han proporcionado sobre los casos y las nuevas cepas que circulan en el país.


“Según esta falta de disponibilidad de datos es más difícil para los funcionarios de salud pública de Estados Unidos identificar nuevas variantes que se propaguen” al país norteamericano, dijo.


Además, en la previa del Año Nuevo Lunar -que comienza el 22 de enero- el país se adelanta a la alta temporada de viajes en China que, sumado a la reanudación de la emisión de pasaportes para el turismo por primera vez desde la pandemia, prevé una gran llegada de viajeros desde Beijing.


Italia testea a los viajeros provenientes de China


Italia ordenó la realización de hisopados para pruebas de antígenos de COVID-19 y la secuenciación del virus a todos los viajeros procedentes de China, donde están aumentando los casos, informó el miércoles el ministro de Salud.


Italia, que fue el primer país de Europa afectado por el virus en febrero de 2020 tras su aparición en China, es ahora el primero en imponer pruebas obligatorias a las personas procedentes del país asiático, que se enfrenta a una nueva oleada de contagios.


El principal aeropuerto de Milán, Malpensa, ya había empezado a hacer pruebas a los pasajeros llegados desde Pekín y Shanghái el 26 de diciembre, y los resultados mostraron que casi uno de cada dos pasajeros estaba infectado.


“La medida es esencial para garantizar la vigilancia y la detección de posibles variantes del virus con el fin de proteger a la población italiana”, declaró el ministro Orazio Schillaci, anunciando la realización obligatoria de pruebas a todos los pasajeros.


El ministro no dijo qué medidas se impondrían a los viajeros que dieran positivo, pero los jefes de sanidad local de la región de Lombardía, en torno a Milán, y de la región del Lacio, en torno a Roma, dijeron que tendrían que permanecer en cuarentena en edificios habilitados por las autoridades sanitarias locales.


Los hospitales y funerarias chinos se vieron sometidos el miércoles a una intensa presión a medida que la oleada de COVID-19 agotaba sus recursos, mientras que la magnitud del brote y las dudas sobre los datos oficiales llevaron a algunos países a considerar nuevas normas de viaje para los visitantes chinos.


Japón ha anunciado que a partir del 31 de diciembre exigirá un resultado negativo en la prueba de COVID-19 a la llegada de los viajeros procedentes de China continental, mientras que Taiwán someterá a pruebas a los procedentes de China a partir del 1 de enero.

4 views0 comments

Comments


bottom of page