• El Blog News

EEUU volvió a habilitar el envío de remesas a Cuba sin límites

De manera oficial, el Departamento del Tesoro publicó las nuevas disposiciones.

Durante los tiempos de Donald Trump en la Casa Blanca, Estados Unidos había intensificado su política de embargo hacia Cuba con dos medidas que la administración Biden ahora ha eliminado: los límites en el envío de remesas y las restricciones a los viajes grupales a Cuba.

La Oficina del Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro publicó en su boletín las nuevas disposiciones, que entran en vigor hoy, jueves 9 de junio.


Hasta ahora, las remesas enviadas desde territorio estadounidense a familiares o ciudadanos cubanos en la isla tenían un límite de mil dólares cada tres meses. Si bien Washington ha decidido mantener la parte que prohíbe el envío de remesas a aquellos cubanos explícitamente sancionados por el gobierno de Estados Unidos por su involucramiento con el régimen dictatorial comunista de La Habana, para el resto de los cubanos ya no hay límite en el monto que se les puede enviar. Además, ahora se ha autorizado el envío de donaciones a Cuba. Lo que no está claro es de qué modo se pueden enviar dichas remesas, ya que Western Union ha dejado de operar en la isla.


La segunda medida de la era Trump que prohibía los viajes de estudio grupales a Cuba también ha quedado en desuso. Siempre que estos viajes sean realizados bajo el patrocinio de una organización de base en los Estados Unidos, los viajes se pueden llevar adelante. Dicha organización debe mandar un representante que acompañe a los estudiantes en el viaje. Con respecto a los gastos que ocurran en dichos viajes, incluida la organización de reuniones en la isla, se autorizan pagos dentro de ciertas condiciones que deben “ajustarse a un programa de actividades de tiempo completo destinado a mejorar el contacto con el pueblo cubano, apoyar la sociedad civil en Cuba o promover la independencia del pueblo cubano de las autoridades cubanas”, según la disposición.


Los viajes individuales y turísticos a la isla desde los Estados Unidos para ciudadanos estadounidenses siguen estando prohibidos.


Estas medidas se suman a los recientemente aprobados cambios con respecto a los viajes aéreos a la isla. Desde la semana pasada se sabe que las aerolíneas estadounidenses pueden planear viajes a diversos aeropuertos de la isla, incluido el aeropuerto José Martí de La Habana.


También en tiempos de Trump, se habían limitado los vuelos a La Habana así como a otras nueve terminales aéreas de Cuba.


El último cambio anunciado, que todavía no ha entrado en vigor, es el aumento de los servicios consulares en Cuba, suspendidos desde 2017 cuando ocurrieron los primeros casos del denominado Síndrome de La Habana, un fenómeno médico aún sin explicación que ha afectado a buena parte de la comunidad diplomática de los Estados Unidos.

2 views0 comments