top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

El alcalde de Miami, Francis Suárez, suspendió su campaña presidencial

Es el primer gran candidato republicano en hacerlo, tras no lograr clasificarse para el primer debate de las primarias celebrado la semana pasada.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, suspendió el martes su candidatura a la presidencia, abandonando la carrera de 2024 después de no poder clasificarse para el primer debate republicano.


El alcalde de dos mandatos se convirtió en el primer candidato en abandonar el concurrido campo del Partido Republicano. Lanzó su campaña hace poco más de dos meses como uno de los últimos competidores en unirse a una carrera primaria que hasta ahora ha estado dominada por el expresidente Donald Trump.


“Aunque he decidido suspender mi campaña para presidente, mi compromiso de hacer de esta una nación mejor para cada estadounidense permanece”, dijo en un comunicado.


No emitió un respaldo, diciendo en cambio: “Espero mantenerme en contacto con los otros candidatos presidenciales republicanos y hacer lo que pueda para asegurarme de que nuestro partido presente un candidato fuerte que pueda inspirar y unificar al país, renovar la confianza de los estadounidenses en nuestras instituciones y entre nosotros, y ganar.”


Suárez, de 45 años, aspiraba a convertirse en el primer alcalde en ejercicio y el primer latino elegido presidente.


Suárez dijo en el comunicado que el partido republicano debería seguir trabajando para incluir y atraer a más votantes hispanos, afirmando que los demócratas han dado por sentado su voto.


El hijo del primer alcalde de Miami de origen cubano, Suárez, hizo campaña hablando de su papel como único candidato hispano en la carrera y su experiencia al frente de la mundialmente conocida ciudad de Miami, hogar de unos 450.000 residentes, y haciendo frente a la delincuencia y la falta de vivienda.


Suárez visitó los primeros estados donde el Partido Republicano votaba y dijo que podría ayudar al partido a conectar más con los hispanos. Hizo un fuerte esfuerzo por aumentar su número de donantes para poder participar en el debate, ofreciendo a la gente la oportunidad de conseguir entradas en primera fila para ver el debut de la leyenda del fútbol argentino Lionel Messi como jugador del Inter de Miami y prometiendo una “tarjeta de ayuda Bidenomics” de 20 dólares a cambio de donaciones de 1 dólar.


Suárez había sido crítico con Trump en el pasado y no le apoyó en las elecciones presidenciales de 2016 o 2020. Pero a principios de este año, la ex consejera de Trump en la Casa Blanca Kellyanne Conway dejó flotar el nombre de Suárez como posible candidato a la vicepresidencia. Y en los dos meses que estuvo en campaña, Suárez evitó en gran medida criticar directamente a Trump cuando se le preguntó por los cargos a los que se enfrentaba y dijo que consideraría indultarle.


Suárez, mientras tanto, surgió como un crítico de otro candidato presidencial, el gobernador de Florida Ron DeSantis, desestimando algunas de las leyes estatales que ha firmado sobre inmigración como “titulares” carentes de sustancia. Se hizo eco de los ataques de Trump, diciendo que el gobernador no hace contacto visual y lucha con las relaciones personales con otros políticos.


El alcalde se enfrentó a preguntas sobre su trabajo para un desarrollador que buscaba obtener permisos de la ciudad después de que informes del Miami Herald dijeran que el FBI estaba investigando esos pagos. La Comisión de Ética y Confianza Pública del condado de Miami-Dade está revisando las acusaciones con los fiscales estatales.


El alcalde titubeó cuando se le preguntó en un programa de radio sobre los uigures, un grupo predominantemente musulmán que China ha sido acusada de oprimir, diciendo: “¿Qué es un uigur?”. Más tarde dijo que no reconocía la pronunciación.


Y la semana pasada, Suárez dijo a la agencia de noticias AP que se había clasificado para el debate de la semana pasada, aunque altos asesores del Comité Nacional Republicano dijeron que no había cumplido los criterios.


Los candidatos tenían que cumplir los requisitos de encuestas y donantes establecidos por el Comité Nacional Republicano: al menos un 1% en tres encuestas nacionales de alta calidad o una combinación de encuestas nacionales y de los primeros estados y un mínimo de 40.000 donantes con 200 en 20 estados o más.

4 views0 comments

Comments


bottom of page