top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

El autor del tiroteo en un banco de Kentucky iba a ser despedido y transmitió en vivo el ataque

Instagram dijo que “eliminó rápidamente la transmisión” de Connor Sturgeon. El hombre de 25 años armado con un rifle abrió fuego en el Old National Bank y fue abatido por la policía.

Un empleado bancario de Louisville que mató a cinco personas este lunes en su lugar de trabajo transmitió el ataque en vivo en Instagram, según confirmaron las autoridades.


La policía llegó cuando todavía el hombre estaba detonando su arma dentro del Old National Bank, tras un intercambio de disparos, los funcionaron abatieron al tirador, dijo la jefa del Departamento de Policía Metropolitana de Louisville, Jacquelyn Gwinn-Villaroel. El alcalde de la ciudad, Craig Greenberg, calificó el ataque como “un acto malvado de violencia dirigida”.


El tiroteo, el decimoquinto asesinato en masa en el país este año, se produce apenas dos semanas después de que un exalumno matara a tres niños y tres adultos en una escuela primaria cristiana en Nashville, Tennessee, a unos 260 kilómetros. El gobernador de ese estado y su esposa también tuvieron amigos asesinados en ese tiroteo. En Louisville, el jefe identificó al tirador como Connor Sturgeon, de 25 años, quien dijo que estaba transmitiendo en vivo durante el ataque.


Cuando Sturgeon era estudiante de primer año en Floyd Central High School, Indiana, se destacaba como deportista, jugaba baloncesto, fútbol y atletismo. Su padre era el entrenador del equipo de la escuela, comentó un excompañero de clase al medio The Daily Beast, que pidió permanecer en el anonimato.


Sin embargo, contó que Sturgeon extrañamente usaba un casco mientras jugaba baloncesto debido a las múltiples conmociones cerebrales que sufrió mientras jugaba al fútbol americano.


“Jugamos juntos al fútbol en octavo grado. Estuvo fuera la mayor parte del año porque tenía múltiples conmociones cerebrales”, dijo. “Luego tuvo un par más en la escuela secundaria”.

El compañero de Sturgeon dijo que no podía evitar pensar en las lesiones de la escuela secundaria y relacionarlas con otros incidentes en los que los atletas que sufrieron conmociones cerebrales se lastimaron a sí mismos o a otros.


En los últimos años, los médicos han establecido numerosos vínculos entre los jugadores de fútbol y la encefalopatía traumática crónica (CTE), por sus siglas en inglés,una enfermedad cerebral degenerativa causada por golpes repetidos en la cabeza, publicó el medio estadounidense The New York Post.


Las personas diagnosticadas con CTE generalmente tienen problemas de memoria y son propensas a la agresión, cambios de humor, depresión y paranoia, según la Concussion Legacy Foundation.


Por ejemplo, se conoció que, Aaron Hernández quien era jugador del equipo de los New England Patriots, y que además fue condenado por asesinato en 2015, tenía CTE crónico. El deportista se suicidó en prisión en 2017.


Sturgeon también trabajó como pasante para el Old National Bank durante tres años consecutivos, y finalmente se unió como profesional de desarrollo comercial en 2021 y como asociado de tiempo completo, así como de banquero de cartera el año pasado, según su perfil en la cuenta de LinkedIn.


Si bien en su perfil de Instagram donde filmó el tiroteo fue eliminado, las capturas de pantalla compartidas por los reporteros locales muestran que Sturgeon parecía inestable horas previas al ataque. Su última publicación decía: “No escucharán palabras ni protestas. A ver si escuchan esto”, publicó The New Yorl Post, aunque no lo pudo corroborar.


Durante su último año, Sturgeon ganó el premio anual 2016 News and Tribune Sports Performance al atleta de pista masculino del año. Según informó CNN, Sturgeon sabía que iba a ser despedido y escribió una nota a su entorno, antes de dirigirse a su puesto de trabajo el lunes por la mañana y abrir fuego.


Rebecca Buchheit-Sims, gerente del banco, declaró a la CNN que presenció virtualmente una reunión matutina de empleados y fue testigo del asesinado de sus compañeros. Meta, la empresa propietaria de Facebook e Instagram, dijo en un comunicado que “eliminó rápidamente la transmisión en vivo de este trágico incidente esta mañana”.


Las empresas de redes sociales han impuesto reglas más estrictas en los últimos años para prohibir el contenido violento y extremista. Han establecido sistemas para eliminar publicaciones y transmisiones que violan esas restricciones, pero material impactante como el tiroteo de Louisville continúa filtrándose por las grietas, lo que llevó a los legisladores y otros críticos a arremeter contra la industria de la tecnología por las políticas de moderación y salvaguardas descuidadas.


Un hombre que huyó del edificio durante el tiroteo le dijo a WHAS-TV que el tirador abrió fuego con un rifle largo en una sala de conferencias en la parte trasera del primer piso del edificio.

“Quienquiera que estuviera a mi lado recibió un disparo, tengo sangre”, dijo a la estación de noticias, señalando su camisa. Dijo que huyó a una sala de descanso y cerró la puerta. Nueve personas, incluidos dos policías, fueron atendidas por lesiones, dijo la portavoz del Hospital de la Universidad de Louisville, Heather Fountaine, en un correo electrónico. Uno de los heridos, identificado como Deana Eckert, de 57 años, murió más tarde, dijo la policía el lunes por la noche.


Uno de los oficiales heridos, Nickolas Wilt, de 26 años, se graduó de la academia de policía el 31 de marzo. Estaba en estado crítico después de recibir un disparo en la cabeza y someterse a una cirugía, dijo el jefe de policía. Al menos tres pacientes habían sido dados de alta. El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, dijo que perdió a uno de sus amigos más cercanos en el tiroteo.

3 views0 comments

コメント


bottom of page