top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

El Gran Jurado de Georgia acusó a Donald Trump de manipular los resultados de las elecciones de 2020

La investigación comenzó a raíz de una llamada telefónica de enero de 2021 en la que el ex presidente le pidió a un funcionario local “encontrar” unas 12.000 papeletas a su nombre que le faltaban para ganar los comicios en esa región.

Un gran jurado de Georgia (EEUU) imputó este lunes al ex presidente Donald Trump (2017-2021) por supuestamente intentar manipular los resultados de las elecciones de 2020 en ese estado, donde el demócrata Joe Biden ganó por un estrecho margen.


La decisión, que se conoció a última hora del día, supone la cuarta imputación penal que enfrenta el ex mandatario en los últimos meses.


Trump fue acusado junto a otras 18 personas. Entre los imputados junto al ex mandatario se encuentran su ex abogado personal y ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, y su ex jefe de Gabinete Mark Meadows, entre otros.


De acuerdo con el documento de acusación, de casi 100 páginas, el ex presidente se enfrenta a 13 cargos, entre los que se incluye solicitar a un cargo público violar su juramento o conspirar para hacerse pasar por un cargo público.


Según filtraciones sobre las pesquisas del caso publicadas por los medios, el origen de la investigación fue una llamada entre Trump y el secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger.


Los cargos fueron presentados tras una investigación de la fiscal de distrito del Condado de Fulton, Fani Willis, por los “continuos” intentos del ex presidente y de varios de sus socios para cambiar los resultados de la votación, según publicó la cadena estadounidense CNN.

La fiscal dijo que quería juzgar a los 19 acusados, incluido el ex jefe de gabinete de Trump Mark Meadows y su abogado personal Rudy Giuliani, en un mismo juicio “dentro de seis meses”, pero recordó que es el juez quien fija la fecha.


“Georgia, como todos los estados, tiene leyes que permiten a aquellos que creen que los resultados de una elección están equivocados (...) impugnar esos resultados en nuestros tribunales estatales”, declaró la fiscal.


“La acusación formal alega que, en lugar de acatar el proceso legal de Georgia para impugnaciones electorales, los acusados se involucraron en una empresa de crimen organizado para anular el resultado de la elección presidencial de Georgia”, añadió.


La acusación contiene un total de 41 cargos, que incluyen declaraciones falsas, usurpación de cargo público, falsificación de documentos y uso de documentos falsos, presión a testigos, una serie de delitos informáticos o incluso perjurio.


Antes de conocerse oficialmente la acusación, el ex presidente arremetió en su red social, Truth Social, contra Willis y rechazó las acusaciones de que intentó manipulas los resultados de las elecciones en el estado.


”Hice una llamada telefónica perfecta en protesta, ¿por qué no presentaron los cargos hace dos años?”, escribió el exmandatario. Más tarde, el ex mandatario tildó de “amañada” y de “caza de brujas” su inculpación por parte de la justicia del estado de Georgia.


“¡Me suena a amañada!”, dijo Trump en la red TruthSocial en referencia a la decisión judicial. “¿Por qué no me inculparon hace dos años y medio? Porque querían hacerlo justo en medio de mi campaña política. ¡Caza de brujas!”, exclamó.


Llamada telefónica


La investigación comenzó a raíz de una llamada telefónica de enero de 2021 -cuya grabación se ha hecho pública- en la que Trump pidió a un funcionario local, Brad Raffensperger, que “encontrara” aproximadamente 12.000 papeletas a su nombre que le faltaban para ganar los 16 electores de Georgia.


Aunque ganara las presidenciales de 2024, si fuera condenado, no podría indultarse ni hacer que la fiscalía retirara los cargos, porque se trata de un caso en los tribunales del estado de Georgia, sobre el cual el estado federal no tiene autoridad.


Trump ha sido inculpado por otros tres casos: por presunto intento de conspiración para alterar el resultado de las elecciones de 2020 (en un caso en Washington), por negligencia en la gestión de documentos confidenciales (en un tribunal de Florida) y por supuestos pagos ocultos a una antigua actriz porno para comprar su silencio (en una corte de Nueva York).

3 views0 comments
bottom of page