top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

El hijo de Joe Biden se declarará culpable en un caso de evasión de impuestos y porte de armas

Hunter Biden asumirá su responsabilidad como parte del acuerdo que evitará que lo enjuicien y podría obtener la libertad condicional para evitar ir a la cárcel.

El hijo del presidente Joe Biden, Hunter, llegó a un acuerdo con los fiscales federales por los cargos de que no pagó el impuesto federal sobre la renta y poseía ilegalmente un arma, según una carta en el Tribunal de Distrito de EEUU en Delaware, y se declarará culpable de delitos fiscales, pero probablemente evitará ir a la cárcel.


Hunter Biden se declarará culpable de los delitos fiscales menores como parte del acuerdo hecho público el martes. El acuerdo evitará que lo enjuicien por el cargo de posesión ilegal de un arma de fuego como usuario de drogas si se adhiere a las condiciones establecidas por los fiscales. Es algo inusual resolver un caso penal federal al mismo tiempo que se presentan los cargos en el tribunal, aunque no es del todo inaudito.


El acuerdo pone fin a una larga investigación del Departamento de Justicia sobre el segundo hijo de Biden, quien reconoció haber luchado contra la adicción tras la muerte de su hermano Beau Biden en 2015. También evita un juicio que habría generado días o semanas o titulares que distraerían a una Casa Blanca que ha buscado enérgicamente mantener su distancia del Departamento de Justicia.


Una persona familiarizada con la investigación dijo que el Departamento de Justicia recomendaría la libertad condicional por los cargos fiscales, lo que significa que Hunter Biden no enfrentará tiempo tras las rejas. Pero la decisión de aceptar cualquier acuerdo depende del juez.

Christopher Clark, abogado de Hunter Biden, dijo en un comunicado que tenía entendido que la investigación de cinco años ya se había resuelto.


Sé que Hunter cree que es importante asumir la responsabilidad por estos errores que cometió durante un período de confusión y adicción en su vida”, dijo Clark. “Él espera continuar con su recuperación y seguir adelante”.


La noticia llega cuando los republicanos del Congreso realizan sus propias investigaciones sobre casi todas las facetas de los negocios de Hunter Biden, incluido el examen de los pagos en el extranjero y otros aspectos de sus finanzas. También se produce días después de que se presentara una acusación de 37 cargos contra el ex presidente Donald Trump por mal manejo de documentos clasificados en su patrimonio de Florida, otro caso con implicaciones políticas aún más dramáticas.


Joe Biden también se ha enfrentado a preguntas sobre los negocios y la adicción a las drogas de su hijo.


El presidente y la primera dama aman a su hijo y lo apoyan mientras continúa reconstruyendo su vida”, dijo la oficina del abogado de la Casa Blanca en un comunicado.


El cargo por arma de fuego establece que Hunter Biden poseía una pistola, una Colt Cobra 38 especial, a pesar de saber que consumía drogas durante 11 días en octubre de 2018. El cargo conlleva una sentencia máxima de hasta 10 años de prisión, pero el Departamento de Justicia dijo Hunter Biden había llegado a un acuerdo previo al juicio por ese cargo. Los detalles completos no fueron revelados de inmediato.


Los delitos fiscales menores de los que el joven Biden se declarará culpable tienen un alcance mucho más limitado que las acusaciones que han perseguido durante años los republicanos del Congreso, cuyas investigaciones incluyen el examen de pagos en el extranjero y otros aspectos de sus finanzas.


El acuerdo se produce cuando el Departamento de Justicia persigue quizás el caso más importante de su historia contra Trump, el primer ex presidente en enfrentar cargos penales federales.


Esa acusación ya ha provocado una avalancha de críticas de los republicanos, acusaciones de “politización” del Departamento de Justicia y un crescendo renovado de preguntas sobre los tratos comerciales de Hunter Biden.


El fiscal general Merrick Garland ha dicho que los cargos de Trump provinieron de un abogado especial que nombró específicamente para que la investigación siguiera siendo independiente. Mientras tanto, los cargos de Hunter Biden fueron presentados por el fiscal federal de Delaware, el designado por Trump, David Weiss.


La investigación del Departamento de Justicia saltó a la luz pública en diciembre de 2020, un mes después de las elecciones presidenciales, cuando Hunter Biden reveló que había recibido una citación como parte del escrutinio de sus impuestos por parte del departamento. La citación buscaba información sobre los tratos comerciales del joven Biden con varias entidades, incluida Burisma, una compañía de gas de Ucrania en cuyo directorio formaba parte.


Hunter Biden dijo en un comunicado en ese momento que estaba “seguro de que una revisión profesional y objetiva de estos asuntos demostrará que manejé mis asuntos de manera legal y adecuada, incluso con el beneficio de asesores fiscales profesionales”.

2 views0 comments

Comments


bottom of page