• El Blog News

El rover Perseverance de la NASA empieza su búsqueda de signos de vida en Marte

El vehículo robotizado comienza el muestreo crucial de rocas por un antiguo río en el cráter Jezero, Qué se sabe hasta ahora sobre la misión espacial.

Más de 15 meses después de aterrizar en el cráter Jezero en Marte, el rover Perseverance de la NASA finalmente comenzó su búsqueda de vida antigua en serio.


El 28 de mayo, Perseverance colocó un parche circular de 5 centímetros de ancho en una roca en la base de lo que alguna vez fue el delta de un río en el cráter. Este delta se formó hace miles de millones de años, cuando un río desaparecido hace mucho tiempo depositó capas de sedimentos en Jezero, y es la razón principal por la que la NASA envió el rover allí. En la Tierra, los sedimentos de los ríos suelen estar llenos de vida.


Las imágenes de la mancha recién molida muestran pequeños granos de sedimento, que los científicos esperan que contengan restos químicos u otros rastros de vida. “‘Ver un mundo en un grano de arena’ del poeta William Blake me viene a la mente”, escribió Sanjeev Gupta, geólogo planetario del Imperial College London, en Twitter.


El rover pasará los próximos meses explorando el delta de Jezero, mientras los científicos de la misión deciden dónde quieren perforar y extraer muestras de rocas. La NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA) planean recuperar esas muestras y llevarlas de regreso a la Tierra para su estudio, no antes de 2033, en el primer regreso de muestras de Marte, se advierte en un artículo reciente publicado en la revista científica Nature.


Perseverance aterrizó en febrero de 2021, a varios kilómetros del borde del delta. Pasó muchos de sus primeros meses explorando el suelo del cráter, que inesperadamente está hecho de rocas ígneas, un tipo que se forma cuando los materiales fundidos se enfrían. Ese fue un premio gordo científico porque los científicos pueden fechar las rocas ígneas sobre la base de la descomposición radiactiva de sus elementos químicos. Pero muchos investigadores han estado interesados en que Perseverance llegue al delta, cuyos sedimentos de grano fino tienen la mejor oportunidad de albergar evidencia de vida marciana.


El rover finalmente llegó a la base del delta en abril. Pronto detectó rocas grises de capas delgadas llamadas lutitas, que podrían haberse formado a partir de sedimentos depositados por un río o lago lento. También encontró areniscas con granos gruesos, que podrían haberse formado en un río caudaloso. Estos tipos de roca son objetivos excelentes para estudiar una variedad de entornos marcianos donde la vida podría haber prosperado, según Katie Stack Morgan, científica adjunta del proyecto Perseverance en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) en Pasadena, California, el 17 de mayo durante la parte en línea de la Conferencia de Ciencias de Astrobiología de 2022.


Luego, los ingenieros de la misión alejaron a Perseverance de esta región, llamada Enchanted Lake, y la dirigieron hacia otra área conocida como Hawksbill Gap, donde está trabajando actualmente. El parche recién desgastado se hizo con arenisca en una de las capas rocosas más bajas del delta, lo que significa que es una de las rocas más antiguas formadas por el antiguo río de Jezero y, por lo tanto, un excelente lugar para buscar señales de vida antigua.


El delta se eleva unos 40 metros sobre el suelo del cráter. Los conductores de rover planean enviar a Perseverance al frente del delta y luego volver a bajar, evaluando dónde y cómo tomar muestras. “Es como ir al buffet antes de llenar el plato”, ejemplificó Jennifer Trosper, directora de proyectos de la misión en el JPL. En el camino hacia arriba, explorará las rocas, incluso raspando más parches para ver el interior de las rocas. En el camino hacia abajo, perforará y recolectará muestras de las más intrigantes.


Como un niño que ensambla un juego de piedras preciosas para su preciada colección, los científicos de la misión están deliberando sobre qué rocas debe muestrear el rover para acumular el escondite geológicamente más diverso. Perseverance lleva 43 tubos para muestras, cada uno un poco más grueso que un lápiz. La NASA y la ESA planean traer alrededor de 30 tubos llenos a la Tierra.


Los científicos de la misión ya están considerando dónde colocar el primer conjunto de muestras para que las recupere una futura nave espacial. Una vez que el rover regrese, podría colocar algunos tubos en la base del delta, en una gran región plana entre Enchanted Lake y Hawksbill Gap. “Existe una gran posibilidad de que podamos depositar el primer depósito” cuando el rover llegue allí, explicó Kenneth Farley, científico del proyecto de la misión y geoquímico del Instituto de Tecnología de California en Pasadena. “Ahí es cuando se vuelve real”.


Los planificadores de la misión no esperaban colocar muestras tan pronto, pero la ubicación es excelente: plana y con pocas rocas que puedan obstaculizar el camino de una futura nave espacial de retorno de muestras. “Es simplemente un gran lugar para aterrizar en Marte”, remarcó Trosper.


La NASA planea organizar una reunión comunitaria para científicos planetarios en septiembre, para evaluar si la colección que tiene hasta ahora es lo suficientemente “científicamente valiosa” para ser recogida. Esa es una pregunta clave debido a todo el tiempo y dinero necesarios para devolver los tubos. La NASA quiere que la comunidad en general evalúe la opinión del equipo de la misión de que “hemos reunido el caché de mayor valor que creemos que este sitio tiene disponible para nosotros”, dijo Farley.

6 views0 comments