• El Blog News

Espectáculo astronómico: expectativa por la lluvia de meteoros Tau Herculid de esta noche

Anoche ya se vio un adelanto y esta madrugada se espera que prosiga la tormenta de meteoritos que cierra un mes especial, con el eclipse lunar.

¿Estás listo para arriesgarte a ver algo increíble? Esta noche existe la posibilidad de que una gran lluvia de estrellas suceda, por lo que habrá que estar atento al cielo y esperar ver la caída de meteoros que puedan caer en nuestra atmósfera.


Esta noche, los astrónomos predicen que podría ocurrir otro estallido en el cielo nocturno, como el que se pudo observar anoche. Esta vez sería de entre 1400 y 100.000 meteoros cuando la Tierra frene el polvo y los escombros que dejó en el sistema solar interior el cometa 73P/Schwassmann-Wachmann 3 (también conocido como SW 3).


Este cuerpo se desintegró parcialmente en 1995 y 2000 pero dejó rastros de su composición en el espacio. El astrónomo de la NASA, Bill Cooke, calificó el hito potencial de la lluvia de meteoritos como un “evento de todo o nada” en una publicación de blog de la agencia. “Si los escombros del SW 3 viajaban a más de 220 millas [354 kilómetros] por hora cuando se separaron del cometa, podríamos ver una buena lluvia de meteoros”, aseguró Cooke, quien dirige la oficina ambiental de meteoroides de la NASA en el Marshall Space Flight de la agencia en Huntsville, Alabama. “Si los escombros tuvieran velocidades de eyección más lentas, entonces nada llegará a la Tierra y no habrá meteoritos de este cometa”, agregó Cooke.


Otro factor detrás de si veremos una “tormenta” o no será si la Tierra pasa a través de la parte más gruesa de la corriente de escombros del cometa. La corriente está sujeta a las fuerzas gravitatorias de nuestro planeta, la luna, el sol y otros planetas de nuestro sistema solar, por lo que es difícil de predecir. Pero las cosas que funcionan a favor de los norteamericanos incluyen la luna nueva, lo que significa que hay menos contaminación lumínica natural que interfiere con las observaciones. El lugar para observar los meteoritos potenciales sería la constelación de Bootes en el hemisferio Norte, un poco al norte-noroeste de su brillante estrella Arcturus.


El cometa fragmentado mostró ráfagas de brillo en años como 1995 y 2000 durante la fragmentación y el desprendimiento ante observatorios como el Telescopio Espacial Hubble y el Telescopio Espacial Spitzer. Hay al menos 68 piezas asociadas con el cometa desde su última aparición en 2017. El cometa fue descubierto hace 92 años por los astrónomos alemanes Friedrich Carl Arnold Schwassmann y Arno Arthur Wachmann el 2 de mayo de 1930, y fue el tercer mundo pequeño co-descubierto por esa pareja. El cometa se acerca a la Tierra a 5,7 millones de millas (9,2 millones de km), orbitando el sol aproximadamente cada 5,4 años.


Cómo observarlas


Para ver las Tau Herculidas, se debe buscar un área alejada de la ciudad o de las luces de la calle. Venga preparado con un saco de dormir, una manta o una silla de jardín. Acuéstese boca arriba con los pies hacia el este y mire hacia arriba, observando la mayor cantidad de cielo posible. Después de unos 30 minutos en la oscuridad, tus ojos se adaptarán y comenzarás a ver meteoros. Se recomienda ser paciente ya que el espectáculo durará hasta el amanecer, por lo que tiene mucho tiempo para echar un vistazo.


No se necesita ningún equipo especial para verlas, una buen vista tan sólo. Es importante destacar que no se recomiendan telescopios o binoculares debido a sus pequeños campos de visión. Los meteoritos generalmente se pueden ver en todo el cielo, por lo que no hay que mirar en una dirección en particular. En cuanto a la zona de visibilidad, una gran parte de los Estados Unidos contiguos, el centro-sur y el este de Canadá, México, América Central y del Sur y una pequeña porción de África Occidental son las regiones del mundo con mejor posición para observar este evento.


Si los meteoritos logran la velocidad adecuada y la lluvia de estrellas llega a suceder, su posible radiante o punto de emanación se ubicaría dentro de los límites de la constelación de Bootes the Herdsman, a unos 6 grados al norte-noroeste de la brillante estrella amarillo-naranja, Arcturus.

2 views0 comments