top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Estados Unidos creó 187 mil nuevos puestos de trabajo en julio y el desempleo cayó al 3,5%

Los empresarios contrataron menos empleados de lo esperado el mes pasado, mientras la suba de los tipos de interés sigue pesando sobre la economía norteamericana.

Los empresarios estadounidenses contrataron 187.000 personas en julio, menos de lo esperado, mientras la suba de los tipos de interés sigue pesando sobre la economía. Sin embargo, la tasa de desempleo bajó al 3,5%, señal de que el mercado laboral continúa resistiendo.


Las contrataciones fueron superiores a las 185.000 de junio, cifra que el Departamento de Trabajo revisó a la baja desde las 209.000 comunicadas inicialmente. Los economistas esperaban 200.000 nuevos puestos de trabajo en julio.


Aún así, la contratación del mes pasado fue sólida, teniendo en cuenta que la Reserva Federal (Fed) ha subido su interés de referencia 11 veces desde marzo de 2022. Y los que luchan contra la inflación de la Fed recibirán con satisfacción la noticia de que más estadounidenses entraron en el mercado laboral el mes pasado, aliviando la presión sobre los empleadores para que aumenten los salarios para atraer y mantener al personal.


El desempleo descendió gracias a la incorporación de 152.000 estadounidenses a la población activa. El número de parados descendió en 116.000 personas.


A pesar de la afluencia de trabajadores, los salarios medios por hora aumentaron un 0,4% con respecto a junio y un 4,4% con respecto al año anterior, cifras que superaron las previsiones y que probablemente preocupen a la Reserva Federal.


El Departamento de Trabajo revisó a la baja las cifras de nóminas de mayo y junio, y redujo en 49.000 el número de empleos creados en esos meses. En julio, las empresas sanitarias añadieron 63.000 puestos de trabajo.


La economía y el mercado laboral estadounidenses han desafiado repetidamente las predicciones de una recesión inminente. Los economistas confían cada vez más en que los responsables de la lucha contra la inflación de la Reserva Federal puedan lograr un “aterrizaje suave”, es decir, subir los tipos de interés lo suficiente para frenar la subida de los precios sin que la mayor economía del mundo entre en recesión. Los consumidores también están más contentos: el Conference Board, un grupo de investigación empresarial, declaró que su índice de confianza de los consumidores alcanzó el mes pasado su nivel más alto en dos años.


Hay otras pruebas de que el mercado laboral, aunque todavía saludable, está perdiendo impulso. El Departamento de Trabajo informó el martes que las ofertas de empleo cayeron por debajo de los 9,6 millones en junio, el nivel más bajo en más de dos años. Pero, una vez más, las cifras continúan inusualmente robustas: las ofertas de empleo mensuales nunca superaron los 8 millones antes de 2021. El número de personas que abandonan sus puestos de trabajo -una señal de confianza en que pueden encontrar algo mejor en otro lugar- también cayó en junio, pero se mantiene por encima de los niveles anteriores a la pandemia.


La Reserva Federal quiere que la contratación se enfríe. La fuerte demanda de trabajadores hace subir los salarios y puede obligar a las empresas a subir los precios para compensar los mayores costes.

3 views0 comments

Comments


bottom of page