top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Estados Unidos encendió las alertas por la instalacion de fábricas de drones iraníes en Rusia

El gobierno de Joe Biden prometió sanciones a las empresas que contribuyan con los programas de vehículos no tripulados de Irán.

Estados Unidos alertó que el desarrollo por parte de Irán de drones amenaza la paz y la seguridad internacional y pidió a individuos y negocios de todo el mundo que den los pasos necesarios para no apoyar el desarrollo de ese programa. Esta advertencia llega tras la difusión de reportes que señalan que el Kremlin está interesado en montar una planta en Rusia capaz de fabricar los drones Shahed con el tutelaje iraní.


El Departamento de Comercio, el del Tesoro, el de Justicia y el de Estado subrayaron que es fundamental que la industria privada sea consciente de sus obligaciones legales con respecto a las entidades y artículos involucrados en dichos esfuerzos, dada la potencial aplicación de sanciones.


Su aviso conjunto pretende evitar que las empresas contribuyan a los programas de drones no tripulados de Irán, incluso a través de suministros directos e indirectos a proveedores de terceros países.


En línea con lo afirmado a mediados de mayo, esa nota apuntó que desde “al menos” finales de agosto de 2022 Irán ha suministrado cientos de drones a Rusia, que los ha usado para atacar infraestructura decisiva ucraniana.


John Kirby, portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, también advirtió este viernes que Rusia está recibiendo materiales de Irán para construir una fábrica de drones en su territorio que “podría estar en pleno funcionamiento a principios del próximo año”.


El Ejecutivo estadounidense añadió que Irán ha mantenido, además, el envío de drones y otras armas a los hutíes, que se han servido de ellos para realizar ataques dentro de Yemen y también en Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.


Con estos esfuerzos, según EEUU, Irán puede estar tratando de fortalecer las relaciones bilaterales con los países que cooperen, impulsar las ganancias de su sector exportador y complicar los esfuerzos para restringir sus actividades de drones no tripulados.


Estados Unidos recordó que Irán depende de las adquisiciones extranjeras para obtener artículos que no puede producir en el país y que a menudo prefiere tecnologías de origen estadounidense.


Drones utilizados por las fuerzas rusas en su guerra contra Ucrania revelan que el programa iraní de producción de ese tipo de aparatos usa muchos componentes producidos por terceros países proveedores.


“La industria debe ser consciente de sus obligaciones de cumplimiento debido a la amenaza que representa la extensa red en el extranjero de agentes de adquisiciones, empresas fachada, proveedores e intermediarios que utiliza Irán para obtener componentes, que emplean una variedad de métodos para eludir los controles y sanciones a la exportación”, dijo esa alerta.


Estados Unidos recordó que quienes brindan apoyo a personas sancionadas podrían ser a su vez objeto de sanciones, y subrayó que las instituciones financieras extranjeras que a sabiendas realicen o faciliten transacciones financieras significativas para o en nombre de ciertas personas sancionadas también pueden ser sancionadas.


Su advertencia a la industria pidió estar pendiente de diversas “alertas rojas”, como que la otra parte use un correo personal en lugar de uno corporativo en las transacciones o que se efectúen rutas de traslado inhabituales.


“Rusia sigue usando drones no tripulados fabricados por Irán en ataques contra civiles e infraestructura civil en Ucrania. Este aviso es un ejemplo más de cómo Estados Unidos trabaja para frenar y retrasar su suministro desde Irán a Rusia”, añadió el Departamento de Estado en otro comunicado.

2 views0 comments

Commentaires


bottom of page