• El Blog News

Evo Morales pide investigar la participación de gobiernos extranjeros del golpe de Estado en Bolivia

"La carta firmada por un militar que deshonró su bandera y atentó contra el orden constitucional prueba la participación de gobernantes de derecha, Iglesia Católica, EE.UU. y Almagro", denunció el exmandatario.


El expresidente de Bolivia Evo Morales.

Tras revelarse por medio de una misiva que el Gobierno del expresidente argentino Mauricio Macri envió armamento a Bolivia durante la represión previa al golpe de Estado en 2019, Evo Morales pidió que sean investigados y sancionados en la Corte Internacional los responsables por los "crímenes de lesa humanidad" perpetrados en este país.


"La carta firmada por un militar que deshonró su bandera y atentó contra el orden constitucional prueba la participación de gobernantes de derecha, Iglesia Católica, EE.UU. y Almagro [secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA)] en el golpe. Sus crímenes de lesa humanidad deben investigarse y sancionarse en la Corte Internacional", apunta en un tuit.


El ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Rogelio Mayta, hizo pública una carta el jueves en la que el comandante de la Fuerza Aérea boliviana, Jorge Gonzalo Terceros Lara, agradece al embajador argentino de entonces "la colaboración prestada" en el marco del respaldo internacional "debido a la situación conflictiva" en Bolivia.


En la misiva, que data del 13 de noviembre de 2019, apenas tres días después del golpe, se detalla el "material bélico de agentes químicos" remitido desde Buenos Aires a La Paz, en momentos en que las fuerzas de seguridad y dirigentes de la derecha boliviana coordinaban acciones contra Morales.

Masacres y saqueos

"Esta es una prueba más de la participación de algunos gobiernos de derecha de Sudamérica en el cruento golpe de Estado que derivó en masacres y saqueos en nuestro país", escribió Morales en su mensaje en las redes, donde también publicó la misiva.


Para el exmandatario se trata de "la evidencia innegable de la reedición del Plan Cóndor", la represiva operación llevada a cabo por las dictaduras de Suramérica en los '70 y 80', y respaldada por EE.UU., contra los opositores de izquierda.


Está previsto que este viernes, la expresidenta de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, preste declaración como principal acusada en el juicio por el genocidio perpetrado en las localidades de Sacaba y Senkata, donde al menos 22 personas fueron asesinadas.


Por su parte, el presidente Argentino, Alberto Fernández, se disculpó con el Gobierno de Bolivia y aseguró que la carta publicada le provocó "dolor y vergüenza".


"Se constató que desde nuestro país se remitió una partida de material que no puede ser interpretada sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fuerzas sediciosas contra la población boliviana en esos días", señaló.

2 views0 comments