top of page
  • El Blog News

Jill Biden será sometida a una cirugía por una lesión de piel

Fue descubierta la semana pasada durante un examen de cáncer de piel de rutina. La primera dama se someterá a una cirugía de Mohs para extirparla.

La primera dama de Estados Unidos, Jill Biden, se someterá a una cirugía el miércoles después de que los médicos encontraron una “pequeña lesión” sobre su ojo derecho, dijo su secretaria de prensa, Vanessa Valdivia.


La lesión se encontró la semana pasada durante un examen de cáncer de piel de rutina, y Biden se someterá a una cirugía de Mohs para extirparla en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, en Bethesda, Maryland.


La oficina de la primera dama se comprometió a difundir el parte médico luego del procedimiento, junto con información que pueda surgir.


¿Qué es la cirugía de Mohs?


La cirugía de Mohs, un procedimiento desarrollado a fines de la década de 1930 por el cirujano Frederic Mohs, se considera un tratamiento eficaz para eliminar los carcinomas de células basales y escamosas.


Los carcinomas de células basales son el tipo más común de cáncer de piel, pero crecen lentamente, por lo que suelen ser leves y pueden ser muy tratables si se detectan a tiempo. Los carcinomas de células escamosas son el segundo tipo más común de cáncer de piel y tienen un crecimiento rápido, pero son curables cuando se tratan temprano, según la estadounidense Skin Cancer Foundation.


Normalmente, los cirujanos marcan el sitio de la biopsia de un paciente y anestesian el área para adormecerla. Los pacientes se mantienen despiertos durante el procedimiento. Luego, el médico extrae una capa visible de tejido de la piel del área y la lleva al laboratorio para analizarla. Allí, cortan el tejido en secciones, lo tiñen y mapean el área de donde fue extraído. Un técnico congela el tejido, lo rebana más finamente en secciones horizontales y lo coloca bajo un microscopio para examinarlo.


Si hay células cancerosas, se extrae otra capa del sitio quirúrgico y el proceso se repite hasta que desaparecen las células cancerosas.


Promotora de la prevención del cáncer


Jill Biden ha sido una fiel promotora de la prevención del cáncer y apareció en varias campañas para el Instituto Nacional del Cáncer. En una oportunidad, reveló que en 1993 cuatro amigas fueron diagnosticadas simultáneamente con cáncer de mama, una de las cuales murió, y ha instado a que se destinen más fondos para la enfermedad.


“Es responsabilidad del gobierno federal asegurarse de que todas las comunidades tengan acceso”, dijo. En ese mismo sentido, el presidente Joe Biden siempre consideró que encontrar una cura es una de sus prioridades, por lo que ha participado, también, de múltiples campañas.


Tiempo atrás, durante una recorrida en Newsmax, la Primera Dama señaló que “no es un problema rojo, no es un problema azul” -en referencia a los colores con los que se identifican el Partido Republicano y el Partido Demócrata- sino que “el cáncer afecta a todos los estadounidenses”.


Por otro lado, en una charla en el Sylvester Comprehensive Cancer Center de la Universidad de Miami, Jill Biden hizo referencia a la importancia de los controles médicos anuales, que permiten prevenir y detectar los casos antes de que se tornen de gravedad.


“La detección temprana es clave porque si lo se detecta temprano hay muchas más posibilidades de sobrevivir al cáncer”, mencionó entonces. En el último tiempo la salud de Jill Biden también fue noticia luego de que contrajera coronavirus en agosto del 2022, aunque transitó la enfermedad con síntomas leves. En ese momento, la Primera Dama se encontraba de vacaciones junto a su marido en Carolina del Sur. Al experimentar los primeros síntomas, la mujer fue aislada en su casa de esparcimiento durante cinco días y comenzó su tratamiento con Paxlovid.

2 views0 comments
bottom of page