top of page
  • El Blog News

La Corte Suprema de EE.UU. analiza un caso que podría limitar los derechos de la comunidad LGBTQ+

El caso debate el derecho a la libertad de expresión a raíz de un diseñador web en Colorado que se niega a crear páginas para parejas de un mismo sexo.

En un año en el que la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos jugó su papel más controversial en años (con la revocación del fallo de Roe v. Wade, acerca del aborto), 2022 podría terminar con otra determinación de un caso que puede llegar a calentar los ánimos de la población.


A partir de hoy el tribunal supremo del país oirá argumentos acerca de un caso que puede llegar a limitar los derechos de la comunidad LGBTQ+. El caso en cuestión es el de Lorie Smith, una diseñadora web del estado de Colorado que bajo la ley estatal está obligada a tomar como clientes a parejas del mismo sexo para realizarse páginas web para sus matrimonios.


Smith profesa la religión evangelista y se opone a los matrimonios del mismo sexo por cuestiones religiosas. Sin embargo, para este caso, que ha cobrado relevancia nacional por llegar a la Corte Suprema federal, los abogados decidieron plantearlo como un tema de libertad de expresión y no como un caso de libertad religiosa.


Según la defensa de Smith, la ley de Colorado viola la primera enmienda de la Constitución (que garantiza la libertad de expresión) al obligarla a involucrarse en un mensaje con el que ella no concuerda.


El argumento en contra es que Smith (y por ende su empresa, Creative 303) debe recibir el mismo tratamiento que cualquier otro negocio del estado y se le debe exigir que ofrezca servicios a clientes sin discriminar. Según los defensores de los derechos de la comunidad LGBTQ+, el caso es uno de libertad de expresión, pero no la libertad de expresión de Smith sino la de los miembros de la comunidad.


Algunos analistas creen que este caso pudiera darle la posibilidad a los jueces conservadores de la corte de limitar los derechos de la comunidad LGBTQ+ sin necesidad de ir al choque completo. En los últimos meses, esta misma corte, de mayoría conservadora, ha emitido fallos protegiendo el matrimonio entre personas del mismo sexo y protegiendo el derecho a vivir sin ser discriminados. Como aquí el tema en cuestión es la libertad de expresión, pudiera haber un fallo en contra de lo que plantea la comunidad LGBTQ+, sin necesariamente limitar sus derechos básicos.


El matrimonio entre personas del mismo sexo fue ratificado por la Corte Suprema en Estados Unidos en 2015. Desde entonces, muchos vaticinan que esto traería problemas con el derecho a la libertad religiosa. Casos similares al que se debate hoy se han presentado en los últimos años. En 2018, por ejemplo, la Corte dio un fallo muy vago acerca de un panadero -también en Colorado- que se negaba a hacer tortas de casamiento para parejas del mismo sexo.


En su momento, el fallo fue tan vago que no sirve realmente de antecedente legal para otros casos por el estilo. Si bien los jueces dijeron que las autoridades locales habían sido hostiles contra el panadero, no dejaron en claro una postura en este tipo de casos.


El riesgo, para muchos, en el caso de hoy es que no solo se trata de la comunidad LGBTQ+, sino que de no ser defendida esta comunidad se abre la puerta para la discriminación basada en cualquier argumento, ya sea racial, étnico, sexual o de origen.

3 views0 comments
bottom of page