• El Blog News

La emoción de Lionel Messi que conmocionó al mundo: un llanto incontenible

Las lágrimas estuvieron presentes en todo momento. Desde el inicio hasta el final de su discurso, el argentino se mostró muy emocionado por todo lo que estaba viviendo.



Lionel Messi puso fin a su legendaria etapa en el FC Barcelona. Después de 20 temporadas el argentino anunció públicamente que dejará de ser el capitán del equipo a través de una emocionante rueda de prensa en la que se presentó con lágrimas en los ojos.


No sé si voy a poder hablar en este último día. Estuve pensando y dándole vueltas a ver qué iba a decir y la verdad es que no me salí nada, porque estuve bloqueado como lo estoy ahora”.


Desde el inicio todo fueron lágrimas. Antes de tomar la palabra, La Pulga se presentó en el escenario armado dentro del Auditori 1899 del Camp Nou envuelto en un manto de tristeza. Sin embargo, la imagen que más representó lo que fue el rosarino dentro de la institución fue la que se produjo sobre el final de su discurso y antes del inicio de la rueda de prensa.


Jugadores, directivos y periodistas se unieron en un aplauso interminable para despedir al máximo referente mundial del Barcelona, quien no podía ocultar su llanto pese a intentarlo. “Hice todo por quedarme pero no se pudo”, fue la frase que más se escuchó durante su última conferencia dentro de la institución azulgrana.

Leo apareció ante los medios a las 12 del mediodía (hora española) y entregó sus primeras declaraciones sobre lo acontecido, En primera fila Antonela Rocuzzo junto a sus tres hijos acompañaron al goleador, en una muestra de apoyo incondicional hacia la leyenda internacional.


“Me hubiera gustado despedirme de otra manera: nunca imaginé mi despedida porque la verdad es que no lo pensaba”, se lamentó Messi en la sede del club , mientras aseguraba que aún no conoce su destino pero que el París Saint-Germain francés es una posibilidad: “Todavía no tengo nada cerrado pero sí que estamos hablando”.


“Hace 16 años que estoy en el primer equipo. Empezar de cero, cambiar... es un cambio duro para mi familia”, dijo el jugador de 34 años, estimando resignado que hay que “aceptarlo, asimilarlo y arrancar otra vez”.


“Me voy con mi mujer, con tres catalanes argentinos, no puedo estar más orgulloso”, sentenció el futbolista, en una conferencia de prensa a la que acudieron su familia, sus compañeros hasta ahora y la directiva del Barça.


El planeta fútbol esperaba con impaciencia el discurso de Messi desde el anuncio el jueves de su marcha del Barça, cuando su renovación parecía encarrilada. Una noticia que causó un sismo de consecuencias por descubrir en un ‘mercato’ de fichajes hasta entonces más bien apagado.

2 views0 comments