top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

La malaria aviar amenaza a los “Akiki” de Hawaii: quedan sólo cinco ejemplares silvestres

Ante la crítica situación de estas aves, organismos conservacionistas están recolectando huevos no eclosionados para su cuidado y crecimiento seguro en un centro de conservación.

Sólo cinco aves de la especie Akikiki permanecen en estado silvestre, amenazadas por la extinción a causa de los mosquitos portadores de la malaria aviar en Hawaii. Expertos en conservación de la vida silvestre del archipiélago y el Proyecto de Recuperación de Aves Silvestres de Kauaʻi están realizando esfuerzos para rescatar y preservar la especie, que podría desaparecer en unos pocos meses.


“Las poblaciones básicamente han caído en picada en los últimos 15 a 20 años a medida que el clima ha cambiado y los mosquitos están subiendo cada vez más”, explicó en entrevista con la cadena CNN Hannah Bailey, gerente de cuidado de la vida silvestre del Programa de Conservación de Aves Forestales en Peligro de Hawái para San Diego.


“Tenemos unas tres especies que están en estado crítico. Están al borde de la extinción” explicó por su parte en un comunicado David Smith, administrador de la División de Bosques y Vida Silvestre de Hawaii.


“Están cayendo del cielo. Han llegado al final del precipicio en el que han estado durante décadas. Con el aumento de las temperaturas y los mosquitos que se adentran en las montañas y traen consigo la mortal malaria aviar, están diezmando estas poblaciones” alertó.


El plan de conservación


Para lograr su preservación, los organismos proteccionistas han cambiado sus tácticas: ya no buscan capturar a las pocas aves restantes, sino reunir huevos sin eclosionar. Según reportó CNN, cada temporada de anidación, los equipos se dirigen a los altiplanos montañosos de Kauaʻi para buscar nidos y rescatar los huevos que encuentren.


Estos son trasladados a un incubadora portátil y llevados al Centro de Conservación donde viven en recintos diseñados para replicar su hábitat natural, lo que permite su desarrollo y crecimiento seguro.


La interacción humana es estrictamente limitada para mantener su comportamiento natural. “Nuestra misión es proporcionar poblaciones seguras de las especies en peligro, de modo que cuando el entorno sea adecuado para que sobrevivan a largo plazo, podamos liberarlas nuevamente”, dijo Bailey. Sin embargo, la erradicación de la malaria aviar sigue siendo necesaria.


El Departamento de Recursos Naturales de Hawaii está esperando la aprobación para implementar una posible solución innovadora conocida como Técnica del Insecto Incompatible (TII), que consiste en liberar mosquitos machos con una cepa de bacteria natural que provoca la producción de huevos y crías no viables cuando se aparean con hembras salvajes. La esperanza es que este proceso reduzca la amenaza de la malaria aviar en las aves del bosque.


El administrador David Smith, explicó durante una junta abierta a la comunidad que el proyecto TII se propone comenzar este otoño en Kauaʻi, a la espera de aprobaciones regulatorias. Añadió que la erradicación de los mosquitos tendría un enorme impacto ambiental positivo y prácticamente ningún inconveniente, incluso podría ayudar con problemas de salud pública.


“Los mosquitos no son nativos aquí. No cumplen ningún papel ecológico crucial” puntualizó Smith, eliminar la amenaza de los mosquitos podría beneficiar también otras 17 especies de pájaros mieleros en Hawaii.


La amenaza inminente de la extinción de las aves del bosque del archipiélago condujo también a un compromiso del gobierno de los Estados Unidos en junio de 2023 para destinar casi USD 16 millones de dólares a programas y esfuerzos para controlar y erradicar mosquitos invasores. Esta cifra incluye, según lo reportado por CNN, fondos destinados a ampliar la atención cautiva de las aves amenazadas.


Históricamente, había más de 50 especies de estos pájaros, los cuales se alimentaban de néctar e insectos, pero hoy solo quedan 17, mermadas también por pérdidas de hábitat y amenazas de otras especies invasoras, según datos del Departamento de Recursos Naturales de Hawaii.


“Nuestra mayor esperanza es que nuestro centro ya no sea necesario, que tengamos control a nivel de paisaje de los mosquitos y la malaria aviar y podamos controlar otras amenazas para que estas aves puedan ser liberadas nuevamente en la naturaleza” concluyó Bailey.

3 views0 comments

Comments


bottom of page