• El Blog News

La Unión Europea acordó imponer un cargador único para celulares, tablets y otros dispositivos

El proyecto, que espera evitar las compras adicionales de cables y la acumulación de desechos electrónicos, había enfrentado la feroz oposición de Apple.

Los países de la Unión Europea (UE) y los negociadores del Parlamento Europeo anunciaron este martes un acuerdo para imponer en el bloque un cargador único y universal para teléfonos inteligentes, tabletas y dispositivos portátiles a más tardar en el otoño boreal de 2024.


La normativa impondrá para todos esos aparatos un puerto USB-C con el objetivo de limitar los desechos tóxicos de miles y miles de cables de diversos formatos, y defender el derecho de los consumidores, obligados por ahora a acumular diversos cargadores.


El proyecto había enfrentado la feroz oposición del gigante tecnológico Apple, que defiende su tecnología de carga y conexión Lightning.


El comisario europeo de Industria, Thierry Breton, saludó el acuerdo y mencionó en Twitter que “el interés general de la Unión Europea ha prevalecido”.


El acuerdo significa “más ahorros para los consumidores de la UE y menos basura para el planeta”. Se evitaría acumular 11.000 toneladas al año de residuos electrónicos, según las estimaciones de la Comisión Europea.


En una nota de prensa, el Parlamento Europeo apuntó que el proyecto “es parte de un esfuerzo más amplio de la UE para hacer que los productos en la UE sean más sostenibles, reducir los desechos electrónicos y facilitar la vida de los consumidores”.


Así, “los consumidores ya no necesitarán un dispositivo y cable de carga diferente cada vez que compren un dispositivo nuevo, y podrán usar un cargador para todos sus dispositivos


El Parlamento también destacó que la velocidad de carga será “armonizada para dispositivos que admiten carga rápida, lo que permite a los usuarios cargar sus dispositivos a la misma velocidad con cualquier cargador compatible”.


La Comisión Europea lleva impulsando este acuerdo desde hace trece años, cuando en 2009, alcanzó un acuerdo voluntario con los principales fabricantes de dispositivos móviles, que permitió reducir de 30 a tres los cargadores existentes: el USB 2.0 Micro B, el USB-C y el Lightning, exclusivo de Apple.


Ese pacto, sin embargo, expiró en 2014 y el pasado mes de septiembre el Ejecutivo comunitario lanzó una nueva propuesta que fructificó hoy, en un acuerdo que aun tendrá que ratificarse formalmente por el Consejo de la UE -la institución que representa a los países- y por el Parlamento Europeo.


De momento, el cargador único no será compatible con ordenadores portátiles, relojes inteligentes o los dispositivos que miden la actividad física, por razones técnicas como su tamaño.


“¡Hoy hemos hecho realidad el cargador común en Europa! Los consumidores europeos se sintieron frustrados durante mucho tiempo con la acumulación de múltiples cargadores con cada dispositivo nuevo. Ahora podrán utilizar un único cargador para todos sus dispositivos electrónicos portátiles”, dijo el ponente de la propuesta en la Eurocámara, el eurodiputado socialdemócrata Alex Agius Saliba.

5 views0 comments