top of page
  • El Blog News

Las autoridades de EEUU anunciaron cambios fiscales por la inflación

El Servicio de Rentas Internas modificará cuánto cobrará de impuestos el próximo año por el alza en los precios.


La inflación ronda el 9 por ciento anual en los Estados Unidos, un récord en las última cuatro décadas que está llevando no solo a las familias a hacer ajustes, sino también al gobierno.


El Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) modifica los tramos impositivos con la tasa de inflación, haciendo que lo que se paga en impuestos por ingresos cambie gradualmente en tiempos normales. Pero con un alza histórica en la inflación, hizo que los tramos impositivos se muevan de manera más brusca con miras al 2023. Esto puede llegar a ser una buena noticia para muchos a los que su sueldo no ha aumentado en 2022 porque podrían pasar a un tramo impositivo inferior y pagar menos impuestos.


La deducción estándar para 2023 para parejas casadas que hacen sus declaraciones de impuestos en conjunto aumentará 1800 dólares con respecto al año anterior, subiendo a 27.700 dólares. Para aquellos que declaran por separado o los que son solteros, en la deducción estándar tienen un aumento de 900 dólares, es decir, deben declarar más de 13.850 dólares para pagar impuestos. Para aquellos solteros cabeza de familia, es decir, con menores a su cargo, la deducción estándar será de 20.800 dólares, 1.400 dólares más que el año anterior. Esta es la categoría más baja. Si la persona se encuentra en esta categoría y no llega a este mínimo, entonces no deberá pagar impuestos.


A medida que se gana más, se va cambiando de categoría impositiva en los Estados Unidos. La segunda es la del 22 por ciento. Para entrar en esta categoría, las parejas casadas declarando juntos deberán haber ganado más de 89.450 dólares en 2023, y los solteros más de 44.725 dólares. La misma categoría impositiva este año era para los que ganaban más de 83.550 dólares y 41.775 dólares respectivamente.


La misma tendencia se da en los siguientes cuatro tramos impositivos (24%, 32%, 35% y 37% -que es la tasa máxima que se paga en el país). Además de aumentar los ingresos requeridos para pasar a categorías que pagan más impuestos, el IRS ha decidido aumentar cerca de un 7 por ciento el crédito fiscal por ingresos de trabajo que beneficia a aquellos que menos ganan.


El IRS no es la única entidad del gobierno federal en reconocer el impacto que la inflación está teniendo en el bolsillo de los estadounidenses. La semana pasada, la Administración de la Seguridad Social anunció el mayor aumento para beneficiaros de una renta fija que se haya dado en cuarenta años, argumentando que lo hacía para que las personas puedan enfrentar mejor las dificultades generadas por el proceso inflacionario que se vive.

2 views0 comments
bottom of page