• El Blog News

Liverpool venció a Benfica y logró una ventaja en la ida de los cuartos de final de la Champions

Konate, Mané y Díaz marcaron para el visitante, mientras que Núñez descontó para el cuadro portugués. La revanchá será el 13 de abril en Inglaterra

Liverpool encaminó su clasificación a las semifinales de la Champions League este martes al vencer por 3 a 1 en Portugal al Benfica por la ida de los cuartos de final. El conjunto inglés no tuvo su mejor actuación, pero le fue suficiente como para cosechar una ventaja de dos tantos, de cara al duelo de vuelta.


De arranque, el cuadro visitante no tuvo mayores problemas para imponer su juego. Con Keita como conductor, Salah como nexo y Sadio Mané y Luis Díaz como principales armas de ataque, los británicos lograron desarmar en cada ataque a la defensa del elenco local que necesitó de varias intervenciones de su arquero Odisseas Vlachodimos.

El cero se rompió a los 17 minutos, en un tiro de esquina al área en el que Konate logró escaparse de su marca. Everton, y cabeceó libre en el segundo palo para el 1 a 0 del Liverpool que para entonces era claramente superior a su adversario.


El segundo tanto del equipo de Jürgen Klopp llegó a los 33 minutos, tras una recuperación de Trent Alexander Arnold en mitad de cancha. El lateral inglés levantó la cabeza y lanzó un pase aéreo perfecto para el pique entre líneas de Luis Díaz, quien recibió en el área y de cabeza se la bajó a Sadio Mané para que empuje el balón a gol.

En el complemento, ocurrió lo inesperado para el cuadro inglés. Fue Rafa Silva el que rompió en velocidad por la derecha y lanzó un centro rasante para Darwin Núñez. Ese intento parecía que iba a ser desactivado fácilmente por Konaté, pero le zaguero tuvo un yerro insólito y le obsequió el balón al uruguayo que definió al segundo palo para el descuento.


Después de ese tanto, la confianza de los jugadores del Benfica creció y tuvo varias ocasiones de gol ante un Liverpool que parecía desconcertado en el campo de juego. Motivo por el cual Klopp metió mano y mandó a la cancha en una sola ventana a Henderson, Firmino y Jota, en lugar de Salah, Mané y Thiago.


Con las variantes, el duelo se emparejó y la pelota se alejó de los arcos. La mitad de cancha volvió a ser la principal zona de juego y parecía esto ser un negocio para el Liverpool que hacía correr el marcador mientras sy rival no encontraba la manera de acercarse al arco de Alisson.


Sobre el final, Liverpool consiguió el tercero en una de las tantas corridas a toda velocidad de Luis Díaz. El colombiano, una de las figuras de la cancha, dejó en el camino al arquero y definió sin oposición en el área para sentenciar el 3-1.

4 views0 comments