• El Blog News

Médico anestesista es acusado de inyectar drogas a su pareja durante "ceremonias de exorcismo"

El propio implicado grabó docenas de videos durante cuatro años, mientras inyectaba los fluidos a su pareja.


Hossam Metwally, médico anestesista.

Un anestesista de un hospital en el Reino Unido se enfrenta a prisión después de inyectar drogas a su pareja durante una serie de intentos de "ceremonias de exorcismo", dejándola en estado crítico y cerca de la muerte, informan medios locales.


El jueves, luego de un juicio de ocho semanas, Hossam Metwally, de 60 años, fue declarado culpable de envenenar a Kelly Wilson y de fraude por representación falsa y suministrar medicamentos que iban de acuerdo con una receta. El acusado fue puesto en prisión preventiva y será sentenciado el próximo mes.


Según la versión expuesta ante los tribunales, Metwall, que se graduó en medicina en Egipto antes de llegar al Reino Unido donde había trabajado como anestesista y especialista en clínicas de dolor, se grabó docenas de veces durante cuatro años, inyectando fluidos a través de una cánula a su pareja mientras cantaba y recitaba frases del Corán como parte de una "perversión peligrosa" del ritual islámico 'Ruqya', cuyos extractos se mostraron frente al jurado.


Wilson y Metwally se conocieron aproximadamente en 2013 cuando ella trabajaba como enfermera. El tribunal escuchó que tenía antecedentes de depresión y su salud se deterioró, por lo que dejó de trabajar.


En julio de 2019, Wilson ingresó a la Unidad de Cuidados Intensivos, después de que sus familiares la encontraran acostada con una máscara de oxígeno en un coma profundo en un dormitorio de la casa que compartía con el médico.


Durante el juicio, el anestesiólogo, obsesionado con el exorcismo, afirmó que realizó el ritual a su pareja "para ayudarla por bondad". Además, mencionó que ella "era una chica hermosa y agradable que se convirtió en un monstruo" que quería atacarlo, por lo que se puso en contacto con una asociación islámica y fue referido a alguien en Liverpool que practicaba 'Ruqya', para exorcizar a los espíritus malignos.


Uno de los jueces manifestó que "nunca había estado involucrado en un caso más extraño" durante su carrera legal de 41 años. Mientras que otro, advirtió al hombre que enfrentaba una sentencia de prisión "sustancial".

2 views0 comments