top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Nuevos sistemas 5G podrían afectar los servicios de aerolíneas en Estados Unidos

La promesa de una conectividad más rápida y eficiente en la telefonía se enfrenta a una dura realidad en los aeropuertos, donde los pasajeros podrían enfrentar más retrasos de vuelos debido a la interferencia con los equipos de los aviones.

Los pasajeros de aerolíneas que padecieron miles de retrasos de vuelos relacionados con el clima esta semana en Estados Unidos podrían enfrentar más interrupciones a partir del sábado, cuando los proveedores inalámbricos enciendan los nuevos sistemas 5G cerca de los aeropuertos principales del país.


Los grupos de aviación han advertido durante años que las señales 5G podrían interferir con los equipos de las aeronaves, especialmente los dispositivos que utilizan ondas de radio para medir la distancia sobre el suelo y que son fundamentales cuando los aviones aterrizan.


Las predicciones de que la interferencia provocaría la suspensión masiva de vuelos no se cumplieron el año pasado, cuando las empresas de telecomunicaciones comenzaron a implementar el nuevo servicio. Luego acordaron limitar el poder de las señales alrededor de los aeropuertos, dando a las aerolíneas un año adicional para actualizar sus aviones.

El secretario de Transporte, Pete Buttigieg, dijo recientemente a las aerolíneas que los vuelos podrían verse interrumpidos porque una pequeña parte de la flota nacional no se ha actualizado para protegerse contra las interferencias de radio.


Las principales aerolíneas estadounidenses dijeron que ya estaban listas. American, Southwest, Alaska, Frontier y United informaron que todos sus aviones ya cuentan con dispositivos de medición de altura —llamados radioaltímetros— que están protegidos contra la interferencia 5G.


La gran excepción es Delta Air Lines. Delta dice que tiene 190 aviones que aún carecen de altímetros mejorados porque su proveedor no se los proporcionó a tiempo. La aerolínea no preveía cancelar ningún vuelo debido al problema e informó que planeaba enrutar los 190 aviones con cuidado para limitar el riesgo de cancelaciones o desvíos.


JetBlue no respondió a las solicitudes de comentarios, pero le dijo al diario The Wall Street Journal que esperaba modernizar 17 aviones Airbus para octubre, con un posible “impacto limitado” algunos días en Boston.


Para su nuevo servicio 5G, las operadoras de telefonía móvil Verizon y AT&T utilizan una parte del espectro radioeléctrico denominada banda C, próxima a las frecuencias utilizadas por los radioaltímetros. La Comisión Federal de Comunicaciones les concedió licencias para el espectro de la banda C y descartó cualquier riesgo de interferencia, alegando que existía un amplio margen entre la banda C y las frecuencias de los altímetros.


Cuando la Administración Federal de Aviación se puso del lado de las aerolíneas y puso objeciones, las empresas de telefonía móvil retrasaron el despliegue de su nuevo servicio. En un compromiso negociado por el Gobierno de Joe Biden, las compañías inalámbricas acordaron no encender señales 5G cerca de unos 50 aeropuertos de gran afluencia. Ese aplazamiento finaliza el sábado.


AT&T declinó hacer comentarios. Verizon no respondió inmediatamente a una pregunta sobre sus planes. Buttigieg recordó al jefe del grupo comercial Airlines for America sobre la fecha límite en una carta la semana pasada, advirtiendo que solo los aviones con altímetros retroadaptados podrían aterrizar en condiciones de baja visibilidad. Afirmó que más del 80 % de la flota estadounidense había sido adaptada, pero que un número significativo de aviones, incluidos muchos operados por aerolíneas extranjeras, no lo habían sido.


“Esto significa que, sobre todo en los días de mal tiempo y baja visibilidad, podría haber más retrasos y cancelaciones”, escribió Buttigieg. Dijo que las aerolíneas con aviones pendientes de adaptación deberían ajustar sus horarios para evitar que los pasajeros se queden varados.


Las aerolíneas afirman que la FAA tardó en aprobar las normas para actualizar los radioaltímetros y que los problemas en la cadena de suministro han dificultado que los fabricantes produzcan suficientes aparatos. Nicholas Calio, responsable de Airlines for America, se quejó de las prisas por modificar los aviones “en medio de la presión de las compañías de telecomunicaciones”.


Jason Ambrosi, piloto de Delta y presidente de la Air Line Pilots Association, acusó a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, sigla en inglés) de conceder licencias 5G sin consultar a los intereses de la aviación, lo que, en su opinión, “ha dejado el sistema de aviación más seguro del mundo en una situación de mayor riesgo.” Pero, dijo, “en última instancia, seremos capaces de hacer frente a los impactos de 5G”.

2 views0 comments

Comments


bottom of page