• El Blog News

Pekín acusa a EE.UU. de usar la "diplomacia de rehenes" dice los extranjeros están a salvo en china

El país asiático tachó de "rumores absurdos" los reportes de que los ciudadanos de los países occidentales que trabajan en China pueden ser arrestados en todo momento bajo cargos fabricados.


El exdiplomático Michael Kovrig abraza a su esposa Vina Nadjibulla tras llegar a Toronto (Canadá) desde China, 25 de septiembre de 2021.

La portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Hua Chunying, ha declarado este martes que Estados Unidos es el país que inventó la "'diplomacia de rehenes' y la 'diplomacia coercitiva', cuyo lugar de nacimiento y sede está en Washington D. C.", y ha instado a desestimar los "rumores sensacionalistas y absurdos" acerca de la supuesta inseguridad en la nación asiática para los extranjeros.


Tras la reciente liberación de los canadienses Michael Kovrig y Michael Spavor, detenidos en China en 2018 bajo acusaciones de delitos contra la seguridad nacional, surgieron reportes de que algunos ciudadanos de países occidentales que trabajan en China fueron alertados de que los podrían arrestar bajo acusaciones "fabricadas" y convertir en los "rehenes" del régimen chino en cualquier momento. Pronunciándose al respecto, la vocera del Ministerio de Exteriores criticó la propagación de la "desinformación".


Los casos de Kovrig y Spavor contaban con "pruebas concluyentes" y ambos presentaron su "confesión y arrepentimiento", subrayó Hua Chunying, dando a entender que Pekín no tiene una política de persecución.


En cambio, la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, detenida el mismo año en Canadá a petición de EE.UU., fue detenida "sin fundamentos" en diciembre de 2018, agregó la funcionaria china. "A través de sus propias políticas y acciones, EE.UU. ha proporcionado al mundo demasiados ejemplos clásicos de diplomacia coercitiva", afirmó.


China liberó al exdiplomático Kovrig y empresario Spavor después de que Canadá dejara en libertad a Meng Wanzhou el pasado viernes. Spavor fue condenado por la justicia china a pasar 11 años en prisión, tras ser hallado culpable de los cargos de espionaje que pesaban en su contra.


-El exembajador canadiense en China Guy Saint-Jacques, que ocupaba el cargo diplomático entre 2012 y 2016, comentó a The Washington Post que con este paso Pekín puso de manifiesto la "diplomacia de rehenes" y lo admitió. "Creo que el mensaje para el mundo es 'Tengan cuidado, porque podemos ir a por sus ciudadanos si ustedes se meten con nosotros'", sostuvo.


-Tras el regreso de Meng Wanzhou a China, el senador republicano por el estado de Idaho, Jim Risch, declaró en un comunicado que la liberación de la funcionaria de Huawei significó la "victoria para uno de los regímenes más brutales y crueles del mundo", y que el paso envalentonaría al Partido Comunista "para utilizar a otros ciudadanos extranjeros como moneda de cambio, porque ahora sabe que la toma de rehenes es una forma exitosa de conseguir lo que quiere".

1 view0 comments