• El Blog News

Por cuánto tiempo una persona sigue contagiando el COVID-19 y cómo comprobarlo

Los CDC, que es la autoridad sanitaria de EEUU, recomiendan al menos 5 días de aislamiento, pero algunas personas dan positivo mucho más allá de eso. Qué tan eficaces son los test rápidos en cada período.

El tiempo en que una persona que contrajo COVID-19 continúa contagiando se estima en la actualidad en 10 días, aunque en algunos casos se ha constatado que, si se realiza una prueba rápida, la persona sigue dando positivo.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) están recomendando un aislamiento de cinco días desde los primeros síntomas o el diagnóstico como período mínimo antes de que las personas infectadas puedan regresar a las actividades fuera de su casa manteniendo ciertas precauciones. Pero se ha constatado que no para todas las personas el período es igual, ya que hay enfermos que siguen dando positivo aún cuando ya no tienen ningún síntoma.


En enero último, a partir de estudios preliminares la mayoría de los países redujo los períodos de aislamiento. La etapa infecciosa (es decir, cuando una persona infectada puede contagiar a otras) puede comenzar uno o dos días antes de que aparezcan los síntomas, es probable que las personas sean más contagiosas durante el período sintomático. En pacientes asintomáticos, se calculan las 48 horas anteriores al hisopado positivo. Asimismo, se estima que el período infeccioso dura de ocho a diez días en los casos moderados y un promedio de hasta dos semanas en los casos graves. Sin embargo, la infectividad generalmente cede siete días después del inicio de los síntomas. En las personas vacunadas con dos o tres dosis se observa una menor duración de los síntomas, que se describen como fiebre, tos o resfriado y pueden desaparecer al cabo de un par de días. Por lo tanto, se asume que también disminuye la capacidad de contagiar a otros. Los científicos advierten que los datos para estas conclusiones son preliminares y serán confirmados por estudios científicos a gran escala.


Entonces la pregunta sobre cuánto tiempo una persona infectada sigue contagiando sigue vigente. Lo cierto es que los investigadores no están totalmente seguros de cuándo o por cuánto tiempo las personas con COVID-19 podrían ser contagiosas y propagar el virus, particularmente en el final de una infección.


“Todavía está en debate”, dijo Nathaniel Hafer, director de operaciones del Centro de Ciencias Clínicas y Traslacionales de la Universidad de Massachusetts, citado por The Wall Street Journal. En este marco, al menos en lo que respecta a la guía de aislamiento que los CDC, que actualizaron en medio de la rápida propagación de Ómicron, lleve a algunas personas a dejar el aislamiento mientras son contagiosas, dijeron algunos expertos en salud y médicos, particularmente si las personas no esperan una prueba rápida negativa y no usan mascarillas de calidad durante 10 días completos.


“Sabemos que las personas volverán a trabajar mientras todavía están infectadas, incluso si se sienten mejor”, reconoció Carina Márquez, profesora asociada y doctora en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco. Recientemente, agregó, ella misma dio positivo en una prueba casera durante 13 días, un período en el que decidió trabajar de forma remota. Para aquellos que no tienen esa opción, la doctora Márquez dijo que deben dejar de aislarse después de obtener una prueba rápida negativa, o deben dejar de aislarse después de 10 días y usar un buen barbijo.


El CDC, lo mismo que autoridades sanitarias de otros países, recomiendan que todos usen una máscara bien ajustada y eviten viajar y estar cerca de personas de alto riesgo durante 10 días, sin importar cuándo la persona salga del aislamiento.


Por otra parte, infectólogos y virólogos referidos por WSJ aseguraron que ninguna prueba puede decir perfectamente si alguien con COVID-19 es contagioso. Una forma de demostrar cuándo alguien ya no es infeccioso es mediante el cultivo del virus en laboratorio. Es una prueba de si una muestra de virus tomada de un paciente puede infectar células. Pero tales análisis son complejos y solo se pueden realizar en laboratorios con ciertos protocolos de seguridad.


Varios estudios sugieren que los resultados positivos en pruebas rápidas de antígenos como iHealth, QuickVue y BinaxNow a menudo coinciden con resultados de virus cultivables. Algunos expertos en salud pública han alentado a las personas a usar pruebas en el hogar como un indicador de la infecciosidad, especialmente desde que están más disponibles.


En ocasiones los test rápidos caseros dan positivo solamente si una persona tiene una gran carga viral. Incluso, a veces, en los primeros días de la infección, cuando la cantidad de virus en el enfermo va en aumento, las pruebas rápidas siguen dando negativo durante varios días. En esto se basa la recomendación de las autoridades de salud para que las personas con síntomas y resultados negativos esperen y vuelvan a testearse con una prueba casera o con un PCR en un laboratorio, ya que estas últimas son más sensibles.


En tanto, que cuando la carga viral va descendiendo, las pruebas rápidas son un buen indicador acerca de si una persona continúa siendo contagiosa o no, según expertos en salud pública. En ese marco, la Universidad de Chicago comenzó a implementar las pruebas en diciembre pasado para determinar qué trabajadores de la salud podrían volver a trabajar de manera segura y ayudar a aliviar la escasez de personal antes de los 10 días de aislamiento, explicó Emily Landon, directora médica ejecutiva de prevención y control de infecciones de UChicago Medicine.


Los CDC dijeron que los datos muestran que la mayor parte de la transmisión ocurre temprano en el curso de la infección y que la infecciosidad máxima disminuye dentro de una semana del inicio de los síntomas, pero buena parte de esos datos se recopilaron antes de la aparición de una variante de Ómicron mucho más infecciosa que las que la precedieron.

3 views0 comments