top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Presidente de la Universidad de Stanford renunció tras cuestionarse el rigor de sus investigaciones

El anuncio llega después de varios meses de análisis de los proyectos de Marc Tessier-Lavigne, motivados por diversas acusaciones de malas prácticas en sus trabajos de investigación.

El presidente de la Universidad de Stanford de California (EEUU), Marc Tessier-Lavigne, dimitirá de su cargo en la institución tras cuestionarse el rigor de sus investigaciones.

El anuncio llega después de varios meses de análisis de sus proyectos motivados por diversas acusaciones de malas prácticas en sus trabajos de investigación.


El directivo abandonará el próximo 31 de agosto su cargo en la institución, una de las más reputadas del mundo en el ámbito de la investigación.


Un grupo de cinco expertos convocados por la universidad californiana revisó la integridad científica de 12 artículos de los que el directivo fue coautor y tras finalizar la investigación concluyeron que su trabajo tenía “múltiples problemas” y los artículos “estaban por debajo de los estándares habituales de rigor científico”.


Los especialistas refutaron la afirmación de que Tessier-Lavigne, había encubierto el uso de datos falsificados en un estudio sobre el Alzheimer de 2009, y lo absolvieron así de las acusaciones de fraude científico y mala conducta.


Tessier-Lavigne, que lleva siete años al frente de la universidad, seguirá trabajando en ella tras dejar el cargo.


“Aunque voy a dimitir como Presidente, seguiré formando parte del cuerpo docente de Stanford y espero seguir llevando a cabo mi investigación científica sobre el desarrollo cerebral y la neurodegeneración bajo los auspicios de una de las instituciones educativas más importantes del mundo”, escribió Tessier-Lavigne en el mismo comunicado.


La junta directiva de la Universidad también anunció que el profesor Richard Saller será el presidente interino de la institución educativa a partir del 1 de septiembre de 2023.

La renuncia se produce después de que el consejo de administración lanzó una revisión en diciembre tras las acusaciones de que cometió fraude y otras conductas poco éticas relacionadas con investigaciones y documentos que en algunos casos tienen dos décadas de antigüedad (1999, 2001, 2001).


Tessier-Lavigne, un neurocientífico, dice que “nunca envió un artículo científico sin creer firmemente que los datos eran correctos y presentados con precisión”. Pero dice que debería haber sido más diligente en la búsqueda de correcciones con respecto a su trabajo y debería haber operado laboratorios con controles más estrictos.


Los panelistas encontraron múltiples instancias de datos manipulados en los 12 artículos que investigaron, pero concluyeron que él no era responsable de la mala conducta. Aún así, encontraron que cada uno de los cinco artículos en los que él era el autor principal “tiene fallas graves en la presentación de los datos de la investigación” y en al menos cuatro de ellos, hubo una aparente manipulación de los datos por parte de otros.


Tessier-Lavigne dijo que estaba al tanto de los problemas con cuatro de los cinco documentos, pero reconoció que tomó medidas “insuficientes” para abordar los problemas. Dijo que retractará tres de los papeles y corregirá dos.


Los artículos se publicaron antes de que Tessier-Lavigne se convirtiera en presidente de Stanford.


Las acusaciones de mala conducta sobre el trabajo se emitieron por primera vez en PubPeer, un sitio web donde los miembros de la comunidad científica pueden discutir trabajos de investigación, según el informe. Las preguntas resurgieron después de que The Stanford Daily, el periódico dirigido por estudiantes de la universidad, publicara varias historias sobre la integridad de los informes publicados por sus laboratorios.


El agresivo reportaje le valió al editor de investigaciones y entonces estudiante de primer año de la universidad, Theo Baker, un premio especial de periodismo George Polk. Baker le dijo a The Associated Press el miércoles que las retractaciones y correcciones no habrían ocurrido de otra manera.


“El hecho de que podamos contribuir a que se corrija el registro científico de cinco artículos ampliamente citados es importante”, dijo.

10 views0 comments

Commenti


bottom of page