top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Qué es la neumonía bilateral y quiénes son las personas más expuestas a padecerla

Especialistas explicaron a Infobae cuáles son los síntomas más comunes, cómo se diagnostica y los tratamientos a seguir, tras conocerse la muerte por esta causa de un niño que participó de una campaña del Ministerio de Salud.

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la neumonía es responsable del 15% de todas las muertes de niños menores de 5 años. Cada año, más de 800.000 niños de esa edad mueren a causa de la enfermedad. Se trata de un cuadro frecuente que puede llegar a ser mortal, en particular en los dos extremos de la vida (niños y adultos mayores) y en aquellos individuos con alguna patología de base.


En las últimas horas se conoció el caso de Santino Godoy Blanco, de 4 años, quien perdió la vida en la noche del jueves 3 de noviembre en el Hospital Larcade de San Miguel, después de haber acudido con su madre en tres oportunidades al mismo centro de salud. De acuerdo con la autopsia realizada al cuerpo del niño durante el viernes por la mañana, el pequeño murió a causa de una neumonía bilateral. Un niño había participado en la publicidad de una campaña de vacunación del Ministerio de Salud de la Nación,


“La neumonía es una infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones y tiene su origen en múltiples agentes. Diversos microrganismos, como bacterias, virus, hongos y hasta el coronavirus, pueden provocar neumonía, esta enfermedad que inflama los sacos aéreos de uno o ambos pulmones y en ese caso es bilateral”, explicó a Infobae la doctora Ana Putruele, Jefa de Neumonología del Hospital de Clínicas José de San Martín.


Según la experta, los sacos aéreos se pueden llenar de líquido o pus (material purulento), lo que provoca tos con flema o pus, fiebre, escalofríos y dificultad para respirar. También puntadas al toser. “La neumonía puede variar en gravedad desde suave a potencialmente mortal. Es más grave en bebés y niños pequeños, personas mayores a 65 años, y personas con problemas de salud o sistemas inmunitarios debilitados”, agregó la experta.


“La neumonía puede ser grave pero puede prevenirse a través de la vacunación. Además se deben tener insumos para tener un diagnóstico precoz de un tratamiento oportuno”, aseguró Hebe Vazquez, médica infectóloga (MN 58.353), coordinadora científica del grupo de trabajo sobre vacunas de FUNCEI y miembro de la comisión de vacunas de la Asociación Panamericana de Infectología (API).


“El neumococo sigue siendo la causa más frecuente de neumonía prevenible por vacunación y la más frecuente de muerte. Existen vacunas de esquema secuencial en donde uno utiliza las vacunas conjugadas junto con las polisacáridas con las 23 cerotipos que se usan combinados. Pero esos tipos hay que preguntar a su médico por si está dentro de los grupos que se puede complicar para vacunarse”, agregó la médica.


Sobre los grupos de personas que deben vacunarse son los mayores de 60 años, los menores de 2 años, los pacientes inmunocomprometidos con trastornos de las defensas —aquellos que tengan enfermedades crónicas— y obviamente la especialista aclaró que si necesitan algún refuerzo de alguna de estas vacunas hay que consultar con un médico.

Los niños con sistemas inmunológicos inmaduros (como, por ejemplo, los recién nacidos) o débiles (a causa de la desnutrición o de enfermedades como el VIH) son más sensibles a la neumonía. Muchos gérmenes pueden causar neumonía. Los más comunes son las bacterias y los virus en el aire que respiramos. El cuerpo normalmente evita que estos gérmenes infecten los pulmones, pero en ocasiones estos gérmenes pueden dominar el sistema inmunitario, incluso si la salud de la persona es generalmente buena. Adquiere mayor importancia cuando es capaz de producir reducción de la presión parcial de oxígeno en la sangre arterial. Aquellos que tienen bajo el oxígeno deben internarse y, en general, recibir algún tipo de soporte de oxigenación.


“La neumonía es una infección que puede generar complicaciones como insuficiencia respiratoria o infección generalizada por sepsis. Y el agente causal más frecuente es el neumococo. Por eso es clave la vacunación en los grupos de riesgo, menores de 2 años y mayores de 65, además de las personas inmunocomprometidas. Los antibióticos dados en forma correcta son el tratamiento estándar en casos bacterianos. Pero para llegar al diagnóstico se debe realizar una radiografía de tórax o una tomografía de tórax. Además, se hacen cultivos para determinar el agente que la causó”, agregó la especialista Putruele.


“Hay situaciones en las que se hacen tomografías tempranas que detectan afectación pulmonar bilateral, aunque la persona puede no tener los síntomas severos. Se debe hacer un seguimiento de distintos parámetros clínicos y de laboratorio que van a indicar la evolución del cuadro y las decisiones terapéuticas”, dijo a Infobae Daniel Schonfeld, ex presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria y neumonólogo del Centro de Diagnóstico San Jorge en Puerto Madryn, Chubut.

2 views0 comments

Comments


bottom of page