top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Tras las quejas de los vecinos, Elon Musk retiró su letrero gigante y luminoso en San Francisco

La enorme X fue instalada para el relanzamiento de Twitter sin autorización municipal, pero las autoridades supervisaron su desmantelamiento.

X, la red social antes conocida como Twitter, quitó el lunes una estructura en forma de x instalada en la azotea de su sede central de San Francisco, luego de que autoridades locales y la empresa se enfrentaran por el objeto, en medio de quejas de vecinos por el brillo del anuncio.


La enorme x, instalada en el techo de la oficinas del centro de la ciudad la semana pasada, formaba parte de la campaña de Elon Musk para relanzar la red social y dejar en el pasado el nombre de Twitter.


Sin embargo, residentes locales se quejaron de las luces brillantes que emitía el logotipo por las noches. Otros también reportaron que podría ser peligroso pues fue ubicado en el borde del edificio y alegaban que no parecía estar sujeto con seguridad al techo.

Según información de la cadena estadounidense CNBC, el Departamento de Inspección de Edificios de San Francisco recibió 24 denuncias de vecinos y funcionarios de la ciudad alegando que el cartel no era seguro, que se había colocado sin permiso y que era molesto para los residentes.


Patrick Hannan, director de comunicaciones del Departamento de Inspección de Construcción y Planeación de San Francisco, dijo a la AFP que “esta mañana, inspectores del edificio supervisaron el desmantelamiento de la estructura”.


Otro inspector del departamento de urbanismo de la ciudad que acudió a examinar la estructura metálica no le fue permitido el ingreso al edificio ni el viernes y ni el sábado, según un informe oficial.


Un representante de la empresa le manifestó que era una “señal luminosa temporal para un evento”.


El dueño del edificio donde X tiene sus oficinas tendrá que pagar el costo de los permisos para instalar y retirar la estructura, así como los gastos asociados a la investigación de las autoridades de la ciudad, dijo Hannan.


La ciudad envió a X un aviso de infracción en el que le advertía que necesitaba los permisos para colocar la estructura. Al ser contactada por la AFP, X respondió con un mensaje automático diciendo que respondería “pronto”.


Hace una semana, Musk cambió el nombre de Twitter por X, un símbolo matemático que le encanta. Lo ha empleado en SpaceX, una de sus empresas, y en el nombre de uno de sus hijos, un niño llamado X Æ A-XII, o X para abreviar.


Musk quiere convertir X en una plataforma al estilo de WeChat en China. “X es el futuro de la interactividad ilimitada -centrada en audio, video, mensajería, pagos/banca- que crea un mercado global de ideas, bienes, servicios y oportunidades”, explicó la directora ejecutiva de la empresa, Linda Yaccarino.


El sábado, Musk escribió en X que la empresa no se muda de San Francisco, pese que le han ofrecido “grandes incentivos” para mudarse a otro lugar, “especialmente ahora que la ciudad está en una trágica espiral de empresas que se van”.


A finales de 2021, Musk trasladó la sede de su empresa estrella, Tesla, a Texas, un estado con una fiscalidad flexible y un costo de vida más bajo. Se había enfrentado a las autoridades californianas porque le obligaron a cerrar una planta al inicio de la pandemia.


En los últimos ocho meses, el también director ejecutivo de Tesla ha despedido aproximadamente a tres cuartos del personal de Twitter; sacó a la compañía de la bolsa; quitó el sistema de verificación de cuentas oficiales y lo cambió por una suscripción de 8 dólares.

6 views0 comments

Comments


bottom of page