top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Ucrania ordenó la evacuación de familias de Kupiansk tras violentos ataques de Rusia en la región

La medida alcanza también a las personas con movilidad reducida. El gobierno los asistirá con comida y alojamiento así como con apoyo médico

Las autoridades ucranianas dispusieron este jueves la evacuación obligatoria de familias con niños y personas con movilidad reducida en la ciudad de Kupiansk tras los reiterados y violentos ataques en la región que han arrasado con las casas y edificios civiles de la zona.


“La decisión (...) se tomó teniendo en cuenta la inestable situación de seguridad debido al constante bombardeo al territorio por parte de las tropas rusas”, se lee en el comunicado difundido en las últimas horas por el jefe de la Administración Regional de Kharkiv, Oleg Sinegubov.


Según detalla el registro de la ciudad, hay 812 menores y 724 personas con movilidad reducida empadronadas allí.


Durante este proceso, el Gobierno asistirá a los afectados, para que estén seguros en todo momento. “Los residentes de Kupiansk recibirán alojamiento y comida. También se les proporcionará ayuda humanitaria y apoyo médico”, continuó Sinegubov.


Comentó, asimismo, que los respectivos servicios sociales estarán asistiendo a los ciudadanos a fin de que puedan tramitar los documentos necesarios para obtener el estatus de desplazado. Esto, entre otros beneficios, les permite ser elegibles para recibir apoyo financiero en este difícil contexto.


Kupiansk es una localidad situada en la línea del frente, a unos 50 kilómetros de la frontera con Rusia y, desde el último tiempo, escenario de virulentos ataques. Además, si bien en septiembre las fuerzas armadas de Kiev lograron recuperar el control de la ciudad, temen una escalada en la situación por lo que ya han comenzado con las tareas de prevención y evacuación.


Kupiansk es una ciudad estratégica por su cercanía con la provincia de Kharkiv, a las orillas del río Oskil. Es por ello que las tropas rusas concentran sus esfuerzos en capturar este corazón industrial, conocido como el Donbás, que incluye, a su vez, a las provincias de Donetsk y Lugansk.


Ya comenzado el segundo año del conflicto bélico lanzado por Putin, el Kremlin necesita con urgencia una victoria que le permita sacar ventaja sobre Ucrania que, a diferencia de Moscú que parecería estar quedándose sin armas y tropas, cada vez recibe más artillería y apoyo de Occidente.


Inclusive, la victoria de alguna de las partes sobre Kupiansk podría definir las futuras líneas de ataque en cada caso. En el caso de Rusia, si lograra empujar a las fuerzas ucranianas al oeste del río, despejaría el camino para una ofensiva significativa más al sur, donde se encuentran los límites administrativos de Lugansk y Donetsk. En cambio, si las defensas ucranianas resisten, esto podría exponer nuevamente las vulnerabilidades rusas y derivar en una contraofensiva más fuerte.


“El enemigo aumenta sus esfuerzos constantemente, pero nuestras tropas también están aumentando sus esfuerzos allí, haciendo reemplazos oportunos y manteniendo la defensa”, aseguró días atrás el general de brigada Dmytro Krasylnykov, comandante del grupo conjunto de tropas en la región de Kharkiv.


Por su parte, Serhii, un soldado de infantería de la Brigada 92, comentó que cree que los próximos meses serán críticos ya que las tropas enemigas claramente “quieren aislarnos del río Oskil. Quieren que nuestras tropas emprendan la retirada... y puedan ocupar todo el territorio a lo largo del río desde Kupiansk hasta Kreminna, pero no lo permitiremos”.


(Con información de AFP y Europa Press)

8 views0 comments

Comments


bottom of page