top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Un general estadounidense advirtió que China y Rusia son las mayores amenazas en el espacio

Bradley Chance Saltzman, Jefe de Operaciones Espaciales de Estados Unidos, aseguró que la lucha en este frente ha evolucionado, pasando de la idea de destruir satélites con misiles o satélites “kamikaze”.

El espacio ha “cambiado radicalmente” en pocos años debido a la creciente carrera armamentística, según un general estadounidense, que señaló a China como la “amenaza más desafiante”, seguida de Rusia.


“Nuestros competidores estratégicos están fabricando una gran variedad de armas”, declaró el General Bradley Chance Saltzman, Jefe de Operaciones Espaciales de Estados Unidos, a un selecto grupo de medios de comunicación, entre ellos AFP.


“La amenaza más desafiante es China, pero también Rusia”, declaró a última hora del sábado en los márgenes de la Conferencia de Seguridad de Múnich, enumerando tecnologías que incluyen misiles antisatélite, energía dirigida desde tierra y capacidades de interceptación en órbita.


“Tenemos que tener en cuenta que el espacio como dominio disputado ha cambiado radicalmente. La forma en que operamos en el espacio tiene que cambiar, y eso se debe sobre todo a las armas que (China) y Rusia han probado y, en algunos casos, puesto en funcionamiento”, afirmó.


Sus palabras tienen aún más peso dadas las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, puestas de relieve por los tensos intercambios del sábado en Múnich entre el Secretario de Estado Antony Blinken y el principal diplomático de Beijing, Wang Yi, sobre un presunto globo espía chino.


Blinken advirtió a Wang de que China no debía repetir el “acto irresponsable” de enviar un globo sobre el espacio aéreo estadounidense, mientras que Wang afirmó que la reacción de Washington -que derribó la nave- había dañado las relaciones entre ambos países.


Carrera armamentística espacial


La carrera armamentística espacial no es nada nuevo. Ya en 1985, el Pentágono utilizó un misil para destruir un satélite en una prueba. Desde entonces, los rivales de Estados Unidos han tratado de demostrar que pueden competir -- China hizo lo mismo en 2007, e India en 2019.


En febrero de 2020, un general estadounidense señaló que había dos satélites rusos puestos en órbita que rastreaban un satélite espía estadounidense. Y a finales de 2021, Rusia destruyó uno de sus propios satélites con un misil disparado desde la Tierra, en una demostración de fuerza condenada como un acto irresponsable por el jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg.


“Los adversarios están aprovechando el espacio... apuntando y ampliando el alcance de sus armas”, dijo el general Saltzman. “Ese es realmente el cambio que se produce dentro del dominio”.


Los países son cada vez más reservados cuando se trata de sus actividades militares en el espacio, pero la carrera es tal que en 2019, el año en que el Pentágono lanzó su Fuerza Espacial, predijo que Rusia y China podrían potencialmente superar a Estados Unidos.

Saltzman rechaza la idea de que Washington vaya por detrás.


Pero la lucha ha evolucionado, pasando de la idea de destruir satélites con misiles o satélites “kamikaze”, a la de encontrar formas de dañarlos con armas láser o potentes microondas.


“Siempre voy a asegurarme de preservar las capacidades para realizar las funciones más críticas, como el mando y control nacional, o el mando y control nuclear”, declaró el general.


Comportamiento responsable


La guerra de Ucrania ha servido para recordar la importancia fundamental del espacio en los conflictos actuales y futuros. “El espacio es importante para la lucha moderna”, dijo Saltzman

“Se puede atacar el espacio sin ir (al) espacio, a través de redes cibernéticas u otros vectores. Tenemos que asegurarnos de que defendemos todas estas capacidades”.


La creciente actividad militar, combinada con el aumento de la producción comercial, plantea sin embargo los problemas potenciales de los daños colaterales, los desechos destructivos y, más ampliamente, un código de conducta internacional.


Saltzman nunca ha mantenido conversaciones con sus homólogos chino y ruso, según dijeron sus ayudantes a la AFP. En Múnich, se reunió con el ministro de Defensa noruego y participó en un panel.


“Hablamos de comportamiento responsable”, dijo. “Hay una forma adecuada de comportarse en el espacio, que no genera desechos, que no interfiere, que tiene distancias y trayectorias seguras, y nos comunicamos cuando tenemos problemas”.


El espacio estará “cada vez más congestionado”, añadió.


“Si podemos operar entendiendo claramente cuáles son las normas, vamos a estar mucho más seguros”.

5 views0 comments

Comentários


bottom of page