top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Una bebé murió en Florida tras ser olvidada en el auto y pasar la noche atrapada a más de 40°

Los padres de la menor, cuyos exámenes de sangre expusieron consumo de drogas y alcohol, fueron acusados de homicidio agravado y permanecen detenidos.

Una bebé de 18 meses murió el 5 de julio en Lakeland, Florida, luego de ser olvidada por sus padres en el interior de su auto y pasar la noche atrapada a más de 40 grados centígrados.


La Oficina del Sheriff del condado de Polk comentó que el matrimonio de Joel y Jazmine Rondon, ambos de 33 años, participaron de un confuso episodio al llegar a su casa a las tres de la madrugada, luego de una fiesta por el 4 de julio, que derivó en la muerte de su hija menor.


Han sido acusados de homicidio agravado y permanecen detenidos en tanto avanza la investigación. Grady Judd, a cargo de la causa, señaló que la muerte de la menor fue “tortuosa, horrible y trágica” y lejos estuvo de tratarse de un accidente.


“Hace un calor brutal para todos -incluso para quienes gozan de las mejores condiciones- y esta niña fue encerrada en un vehículo, obviamente sin circulación de aire, con un calor cada vez mayor, a medida que avanzaba la mañana”, dijo.


Los Rondon habían asistido a una fiesta, la noche del 4 de julio, donde estuvieron hasta altas horas de la noche. Cerca de las tres de la madrugada del miércoles llegaron a su hogar y comenzaron a descargar todas sus pertenencias del auto, junto con sus hijos de 8 y 6 años, y la bebé de 18 meses.


Jazmine cargó a los dos mayores y pidió a su marido que tomara a la tercera. Sin embargo, Joel, quien comenzó llevando a la casa las bandejas de comida creyó que su mujer había tomado a la bebé luego de salir a la entrada y ver que las cuatro puertas del Hyundai Elantra estaban cerradas.


A continuación, volvió hacia la casa y se acostó a dormir. Ninguno de los dos adultos consultó al otro por el tema hasta la mañana siguiente. Cerca de las 10 de la mañana, Joel se despertó y se tomó aproximadamente una hora para prepararse para el trabajo.


En ese lapso, pidió a uno de sus hijos mayores que revisara a la bebé en su cuarto, a la que no había oído llorar hasta el momento. Al regresar, el niño aseguró que su hermana no estaba en su cuna.


Tras buscar por toda la casa, Joel finalmente decidió salir a la entrada y se dirigió al auto, sólo para comprobar el trágico final. En un ataque de desesperación, llamó a su esposa y ambos condujeron al hospital Lakeland Regional Health Medical Center aunque la bebé arribó ya sin vida.


Los médicos del centro comprobaron que la temperatura de la menor hacia las 14:30 horas, mucho tiempo después de haber sido removida del vehículo- seguía siendo de más de 40°, por lo que los investigadores creen que podría haber pasado la noche expuesta a un calor de entre 54° y 70°.


“Intentaremos recrear las mismas temperaturas para determinar el calor en el auto”, señaló Judd, quien fue tajante con la negligencia de los padres. “Metieron la comida en la casa pero olvidaron a la bebé”, agregó.


En el Lakeland Regional, el matrimonio y la menor fueron sometidos a exámenes. La autopsia de la bebé reveló que había muerto de una hipertermia mientras que los análisis toxicológicos de los padres expusieron que habían consumido sustancias durante la noche del incidente.


El laboratorio confirmó la presencia de metanfetaminas, marihuana y alcohol en Joel y su esposa dio positivo de las últimas dos. “Esta es una muerte más, de una bebé indefensa, por el abuso de drogas. Era sólo cuestión de tiempo hasta que ocurriera este desastre“, sentenció Judd.


El matrimonio fue detenido y permanece bajo custodia policial. Aseguran estar arrepentidos de lo ocurrido y no negaron ninguna de las acusaciones en su contra, inclusive aquellas por consumo de sustancias.


“Creo que el verdadero remordimiento lo tendrán esta noche cuando estén sentados en la celda, en un ambiente con aire acondicionado, y piensen: ‘Está fresco aquí adentro y mi bebé se asó hasta morir por mi negligencia y consumo de drogas’”, insistió el oficial.

Los otros dos menores permanecen con sus familiares mientras se esclarece la situación penal de los adultos.


Si bien se trata del episodio de mayor gravedad, no es la primera vez que Joel Rondon protagonizó un incidente con la policía. El hombre tiene un largo historial delictivo -que se remite hasta 2003- e incluye cargos por daños, resistencia a la autoridad, agresión con agravantes e intento de asesinato.

3 views0 comments

Comments


bottom of page