top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Wall Street cerró con ganancias tras el reporte que ratificó la desaceleración de la inflación

La baja sostenida del costo de vida refuerza las esperanzas de que la Reserva Federal pueda ser más moderada con la economía mediante pequeñas subidas de los tipos de interés.

Wall Street subió el jueves después de que un informe mostrara que la inflación volvió a ralentizarse el mes pasado, lo que refuerza las esperanzas de que la Reserva Federal pueda ser más moderada con la economía mediante pequeñas subidas de los tipos de interés.


El S&P 500 subió un 0,3% tras alternar pequeñas ganancias y pérdidas a lo largo de la mañana. El Promedio Industrial Dow Jones y el índice compuesto Nasdaq ganaron 0,6 por ciento. También oscilaron anteriormente entre ganancias y pérdidas.


Aunque el informe sobre la inflación en Estados Unidos fue claramente alentador, las acciones ya habían subido a principios de esta semana en previsión de datos exactamente similares. Las cifras coincidieron con las previsiones en muchos puntos, y los analistas advirtieron a los inversores de que no se dejaran llevar por ellas.


La dolorosamente elevada inflación del país ha estado en el centro de los alocados movimientos de Wall Street durante más de un año. Recientemente, las acciones han subido y los rendimientos de los bonos han bajado, con la esperanza de que el enfriamiento de la inflación tras el pico del verano haga que la Reserva Federal reduzca su aluvión de subidas de tipos. Estas subidas pueden frenar la inflación, pero lo hacen ralentizando la economía y con el riesgo de provocar una recesión. También perjudican a los precios de la inversión.


En el mercado de renta fija, el informe de inflación del jueves provocó una nueva caída de los rendimientos, ya que los operadores están cada vez más convencidos de que la Reserva Federal reducirá la magnitud de su próxima subida de tipos. Ahora prevén una subida de sólo 0,25 puntos porcentuales el mes que viene, por debajo de la subida de medio punto de diciembre y de las cuatro subidas anteriores de 0,75 puntos porcentuales.


Según los datos de CME Group, muchos operadores apuestan por que la Reserva Federal suba un cuarto de punto, pero que luego se tome una pausa. Los analistas advirtieron de que, aunque el informe de inflación del jueves mostraba una inflación en su nivel menos debilitante en más de un año, aún deja margen para que los tipos altos sigan ejerciendo presión sobre la economía. Advirtieron de que aún pueden producirse más oscilaciones importantes en los mercados.


“Aunque podemos afirmar con seguridad que ya hemos superado el pico de inflación, es demasiado pronto para cantar victoria en la batalla contra la inflación”, afirmó Gargi Chaudhuri, responsable de Estrategia de Inversión de iShares para las Américas.


Los analistas también advirtieron a los inversores de que no pensaran que una ralentización de las subidas de tipos o un próximo cese de las subidas es lo mismo que recortes de los tipos de interés, algo que algunos inversores esperan que ocurra a finales de este año. Tales recortes pueden actuar como combustible para cohetes para los mercados.


Aunque la inflación se ralentizó hasta el 6,5% el mes pasado desde su máximo de más del 9% en junio, sigue siendo demasiado alta para el gusto de la Reserva Federal y de los hogares estadounidenses. El banco central ha insistido en que tiene previsto seguir subiendo los tipos este año y que no los bajará hasta 2024 como muy pronto.


Por supuesto, sus previsiones han demostrado estar muy equivocadas en el pasado, como cuando los funcionarios calificaron de problema “transitorio” el estallido inicial de la inflación tras la pandemia.


Algunas áreas de la economía siguen siendo fuertes, amenazando con mantener la presión sobre la inflación. El principal de ellos es el mercado laboral. Según un informe publicado el jueves, menos trabajadores solicitaron prestaciones por desempleo la semana pasada. Esto indica que los despidos siguen siendo reducidos, a pesar de que algunas grandes empresas tecnológicas han anunciado recortes de plantilla.


Por supuesto, un mercado laboral fuerte es bueno para los trabajadores, sobre todo cuando sus aumentos no han podido seguir el ritmo de la inflación. Pero la Reserva Federal no quiere que los aumentos salariales sean demasiado elevados. Eso podría crear un círculo vicioso en el que las empresas subieran los precios para cubrir sus mayores costes y no hicieran sino empeorar la inflación.


El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, que ayuda a fijar los tipos de las hipotecas y otros préstamos determinantes para la economía, cayó al 3,45% desde el 3,54% del miércoles. El rendimiento a dos años, que suele seguir más de cerca las expectativas de la Reserva Federal, cayó al 4,13% desde el 4,22%.


La temporada de presentación de resultados arrancará con fuerza el viernes, con JPMorgan Chase y UnitedHealth Group como cabezas de cartel. Una de las grandes preocupaciones de Wall Street es que la elevada inflación y la ralentización de la economía mundial están mermando los beneficios de las grandes empresas. Los analistas afirman que esta podría ser la primera vez que los beneficios por acción de las empresas del S&P 500 caigan respecto al nivel del año anterior desde 2020.

2 views0 comments

Kommentare


bottom of page