top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Wall Street registró su peor año desde la crisis financiera de 2008

El Nasdaq, indicador que aglutina a las empresas tecnológicas, sufrió el mayor golpe, seguido por el selectivo S&P 500, y por el Dow Jones de Industriales.

Los principales indicadores de Wall Street registraron en 2022 su peor año desde la crisis financiera de 2008, con la caída más fuerte, del 33%, en el índice Nasdaq, que aglutina a las empresas tecnológicas más grandes de Estados Unidos.


El Nasdaq es el indicador que sufre el mayor golpe, seguido por el selectivo S&P 500, que pierde un 19,4% acumulado, y por el Dow Jones de Industriales, que desciende un 8,8%, según datos al cierre de la sesión de este viernes, la última del ejercicio.


El año ha estado marcado por las subidas de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal de EEUU para poner coto a la inflación desbocada, así como por una mayor prudencia de los inversores, que anticipan una recesión en 2023. También por los temores de recesión, la guerra entre Rusia y Ucrania y la creciente preocupación por los casos de COVID.


Los tres índices principales de Wall Street registraron su primera caída anual desde 2018 cuando una era de política monetaria laxa terminó con el ritmo más rápido de aumentos de tasas de la Reserva Federal desde la década de 1980.


Esto también marcó sus mayores caídas anuales desde la crisis financiera de 2008, impulsadas en gran medida por acciones de crecimiento, ya que las subidas de tipos de la Fed impulsaron los rendimientos del Tesoro de EEUU y restaron atractivo a las acciones.


“Las principales razones macro provinieron de una combinación de eventos: la continua interrupción de la cadena de suministro que comenzó en 2020, el aumento de la inflación, la tardanza de la Fed en comenzar su programa de ajuste de tasas en un intento por controlar la inflación”, dijo Sam Stovall, estratega jefe de inversiones de CFRA Research.


También citó indicadores económicos que apuntan a la recesión, las tensiones geopolíticas, incluida la guerra de Ucrania, y el aumento de los casos de COVID de China y las tensas relaciones con Taiwán.


Las acciones de crecimiento han estado bajo la presión del aumento de los rendimientos durante gran parte de 2022 y han tenido un rendimiento inferior al de sus pares de valor económicamente vinculado, revirtiendo una tendencia que se había prolongado durante gran parte de la última década.


Apple Inc, Alphabet Inc, Microsoft Corp, Nvidia Corp, Amazon Inc, Tesla Inc están entre los peores lastres para el índice de crecimiento S&P 500, con una caída de entre 28% y 66% en 2022.


El índice de crecimiento S&P 500 ha caído alrededor de un 30,5% este año, mientras que el índice de valor ha bajado un 7,7%, y los inversores prefieren sectores de alto rendimiento de dividendos con ganancias estables, como la energía. Energía ha registrado ganancias anuales estelares del 58% debido a un aumento en los precios del petróleo. Diez de los 11 índices sectoriales S&P cayeron el viernes, encabezados por bienes raíces y servicios públicos.


“El mercado de la vivienda realmente se ha desacelerado y los valores de las casas de las personas han disminuido desde los máximos de principios de este año”, dijo J. Bryant Evans, asesor de inversiones y gerente de cartera de Cozad Asset Management en Champaign, Illinois. “Eso afecta el estado de ánimo de las personas y, de hecho, afecta un poco sus gastos”.


La atención se ha desplazado a la perspectiva de ganancias corporativas para 2023, con crecientes preocupaciones sobre la probabilidad de una recesión. Aún así, las señales de resiliencia económica de EEUU han alimentado las preocupaciones de que las tasas podrían mantenerse más altas, aunque la disminución de las presiones inflacionarias ha aumentado las esperanzas de aumentos de tasas reducidos.


Los participantes del mercado monetario ven una probabilidad del 65% de un aumento de 25 puntos básicos en la reunión de febrero de la Fed, y se espera que las tasas alcancen un máximo del 4,97% a mediados de 2023.


Según datos preliminares, el S&P 500 perdió 9,43 puntos, o un 0,24%, para cerrar en 3.839,85 puntos, mientras que el Nasdaq Composite perdió 11,05 puntos, o un 0,11%, hasta los 10.467,74. El Promedio Industrial Dow Jones cayó 70,47 puntos, o un 0,21%, a 33.152,55.

3 views0 comments

Comments


bottom of page