• El Blog News

Wall Street se recuperó y cerró la primera semana con ganancias en más de un mes

Los mercados financieros mundiales se han visto perturbados este mes por la preocupación de que los rápidos aumentos de tasas por parte de los principales bancos centrales puedan causar una recesión.

Las acciones subieron el viernes en Wall Street, lo que hizo que el S&P 500 subiera un 3,1% y obtuviera su mejor ganancia en dos años. El índice de referencia también terminó la semana con una subida del 6,4%, borrando la brutal pérdida que sufrió una semana antes. Se trata de la segunda semana ganadora del índice de referencia en los últimos 12 años.


El índice industrial Dow Jones ganó un 2,7%, hasta los 31.500,68 puntos, mientras que el índice compuesto Nasdaq, rico en tecnología, subió un 3,3%, hasta los 11.607,62 puntos.

Las acciones subieron esta semana porque la presión del aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro cedió un poco y los inversores especulan con que la Reserva Federal no tenga que ser tan agresiva en la subida de los tipos de interés como se pensaba antes, en su lucha por controlar la inflación.


Ha sido un respiro para la caída de Wall Street durante la mayor parte del año. Los mercados financieros mundiales se han visto perturbados este mes por la preocupación de que los rápidos aumentos de tasas por parte de los principales bancos centrales puedan causar una recesión. El referencial S&P 500 confirmó un mercado bajista la semana pasada, ya que registró una caída del 20% desde su máximo de cierre de enero.


Los tres índices principales cerraron la primera semana al alza en un mes, impulsados por las acciones de crecimiento de megacapitalización y los sectores defensivos, como el cuidado de la salud y las empresas de servicios públicos, considerados como apuestas más seguras en tiempos de incertidumbre económica.


Las referencias a la probable desaceleración de la economía de Estados Unidos, lo que podría disminuir la postura agresiva de la Fed, junto a precios más bajos de las materias primas y rendimientos de los bonos: estas son las razones que mencionan los inversores para justificar por qué podríamos experimentar un rebote de corto plazo”, dijo Sam Stovall, analista en CFRA Research en Nueva York. “Sin embargo, no creo que las acciones hayan tocado fondo”.


Las acciones han subido esta semana, ya que la presión de la subida de los rendimientos del Tesoro cede un poco y los inversores especulan con que la Reserva Federal no tenga que ser tan agresiva a la hora de subir los tipos de interés como se pensaba anteriormente.


Algunas partes de la economía estadounidense siguen al rojo vivo, especialmente el mercado laboral, pero recientemente han surgido algunas señales desalentadoras. El viernes, un informe confirmó que la confianza de los consumidores se hundió hasta su punto más bajo desde que la Universidad de Michigan comenzó a llevar registros, afectado en particular por la alta inflación. Otro dato bajo de esta semana sugiere que los sectores manufacturero y de servicios de EEUU no son tan fuertes como pensaban los economistas.


Este tipo de datos debilitados suscitan inquietud sobre la solidez de la economía. Pero también pueden ser buenos para los mercados financieros, por paradójico que parezca.

Podrían significar una menor presión al alza sobre la inflación, lo que en última instancia significaría que la Reserva Federal no tiene que subir los tipos de forma tan agresiva. Y los tipos de interés impulsan la negociación de todo, desde las acciones hasta las criptomonedas.


Un dato del informe sobre la confianza de los consumidores podría tener un peso especial en los mercados. Las expectativas de los consumidores sobre la inflación a largo plazo se han moderado hasta el 3,1% desde el 3,3% de mediados de mes. Esto es crucial para la Reserva Federal, porque las expectativas de una mayor inflación en el futuro pueden desencadenar una actividad de compra que inflame aún más la inflación en un círculo vicioso que se autocumple.


La semana pasada, la Fed subió su tipo de interés a corto plazo por el mayor margen en décadas y dijo que podrían producirse otras subidas, aunque no serían habituales.

En la última semana, los inversores han reducido ligeramente sus expectativas sobre el nivel de los tipos de interés que subirá la Reserva Federal a principios del próximo año.


Esto ha contribuido a que los rendimientos del mercado del Tesoro retrocedan. El rendimiento del Tesoro a dos años, que tiende a moverse con las expectativas de las acciones de la Reserva Federal, ha retrocedido hasta el 3,05% desde más del 3,40% a mediados de la semana pasada.


El rendimiento del Tesoro a 10 años, que constituye la base del sistema financiero mundial, subió al 3,12% el viernes desde el 3,07% del jueves. Pero también se ha moderado tras alcanzar el 3,48% la semana pasada. Comenzó el año un poco por encima del 1,50%.


6 views0 comments