• El Blog News

Dos casas fueron arrastradas por el mar luego de una tormenta en Carolina del Norte

En lo que va del año tres propiedades se derrumbaron en esta zona debido a que se han construido en lugares donde los expertos dicen que probablemente no deberían haber estado.

Dos casas de playa cayeron en las olas a lo largo de la costa de Carolina del Norte, dijeron funcionarios del Servicio de Parques Nacionales de EEUU en un comunicado el martes.


Las casas desocupadas estaban ubicadas a lo largo de Ocean Drive en la comunidad de Rodanthe en Outer Banks. El servicio de parques confirmó ambos derrumbes el martes y cerró las áreas alrededor de las casas.


Los escombros de la primera casa caída se estaban extendiendo ampliamente. Los funcionarios de Cape Hatteras National Seashore, que es parte del servicio de parques, dijeron que trabajarán en estrecha colaboración con el propietario para coordinar las actividades de limpieza.

La playa cerca de Ocean Drive está cerrada y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cerrarán Ocean Drive en breve. Se advierte a los visitantes que se mantengan alejados de la playa en esta área.


Esta es la tercera vez que una casa cae a las olas este año. Una casa en Rodanthe se derrumbó en febrero y esparció escombros por muchos kilómetros de playas antes de que el propietario y los voluntarios pudieran limpiar la mayor parte. Sin embargo, continúan los esfuerzos de limpieza de piezas más pequeñas de escombros.


“Desafortunadamente, puede haber más casas que se derrumben en las playas de Seashore en un futuro cercano”, dijo David Hallac, superintendente de Parques Nacionales del Este de Carolina del Norte, en un comunicado.


“Nos comunicamos de manera proactiva con los propietarios de viviendas a lo largo de Ocean Drive en Rodanthe después del primer colapso de la casa y recomendamos que se tomen medidas para evitar el colapso y los impactos en la costa nacional de Cape Hatteras”, agregó.


La costa de Carolina del Norte está formada casi en su totalidad por islas de barrera estrechas y bajas. Hatteras Island es parte de lo que se conoce como Outer Banks.


Cientos de costosas casas de vacaciones se han construido allí en lugares donde los expertos dicen que probablemente no deberían haber estado. Las islas son particularmente vulnerables a las marejadas ciclónicas y a ser arrastradas por ambos lados.


El desarrollo solo empeora el problema porque las comunidades reponen las costas que se están erosionando o han sido diezmadas por las tormentas. A medida que aumenta el nivel del mar, las islas de barrera suelen moverse hacia el continente durante largos períodos de tiempo. Mantenerlos en su lugar por medios artificiales solo los hace más vulnerables.

3 views0 comments