• El Blog News

Miami Beach considera prohibir que se fume en las playas y en los parques

La propuesta recibió aprobación inicial esta semana. La excepción serían los habanos.

Entre las nuevas leyes que entraron en vigor en Florida el pasado primero de julio existe una que indica que las municipalidades tienen la autoridad de legislar y regular sobre el consumo de cigarrillos y otros productos de tabaco en playas y parques públicos, con excepción de los cigarros sin filtro o habanos.


Basado en esta ley, el comisionado de Miami Beach, Alex Fernandez, propuso una ley que prohibiría que se fumen cigarrillos en las playas de Miami Beach y en los parques de la ciudad. La propuesta fue discutida por primera vez esta semana y recibió una primera votación favorable.


Creo que estamos ante una buena oportunidad de seguir siendo líderes en medidas de protección al medioambiente, en tener playas limpias y en llevar adelante un estilo de vida saludable”, decía el comisionado Fernandez ante sus colegas cuando presentó el proyecto.

Si bien habrá una audiencia pública al respecto y una votación final el 14 de septiembre, en primera instancia la comisión aprobó la medida por 4 votos a favor contra 2 en contra.


Fernandez argumentó que hay cuestiones medioambientales con respecto a los cigarrillos para tener en cuenta, como el hecho de que las colillas -que suelen quedar tiradas en la arena- tienen filtros plásticos que tardan décadas en biodegradarse. El abogado de la ciudad envió un memorando apoyando la medida en el que indica que “por lejos” las colillas de cigarrillo son el elemento que más ensucia las playas en Miami Beach.


La medida no solo pide a los residentes que no fumen en playas y parques, sino que contempla multas para quienes lo hagan: con un máximo de hasta 500 dólares y hasta 60 días de prisión para quienes comentan la misma ofensa en reiteradas ocasiones.


El alcalde Dan Gelber se mostró a favor de la medida -aunque no tiene voto en la comisión-. Entre los dos comisionados que votaron en contra se encuentra Ricky Arriola quien expresó preocupación porque cree que la medida viola las libertades personales. “Se trata de espacios abiertos. Creo que estamos regulando de más en este caso”, afirmaba Arriola.

Serían los policías que patrullan las playas y los parques los encargados de controlar que no se fume, y quienes tendrían la labor de poner multas a quienes violen la medida si es que tiene aprobación final.


No es la primera vez que Miami Beach toma una posición dura con respecto a fumar. En el 2019, incluso cuando el condado de Miami Dade aseguró que no impondrían penalidades a quienes fumen marihuana, el poder legislativo de la pequeña ciudad costera prohibió el consumo de marihuana en espacios públicos. Si bien la medida está en pie desde entonces, no se han reportado casos de personas que hayan tenido que pagar multas ni mucho menos ir a prisión por fumar marihuana en Miami Beach.

2 views0 comments