top of page
  • Writer's pictureEl Blog News

Ucrania utiliza misiles de largo alcance proporcionados en secreto por EEUU para atacar zonas controladas por Rusia

El Departamento de Estado del gobierno de Joe Biden confirmó que el sistema ATACMS ya se encuentra en manos de las tropas ucranianas y que se utilizó dos veces la semana pasada.

Ucrania ha empezado a utilizar por primera vez misiles balísticos de largo alcance proporcionados en secreto por Estados Unidos, bombardeando un aeródromo militar ruso en Crimea la semana pasada y fuerzas rusas en otra zona ocupada durante la noche, según dijeron este miércoles funcionarios estadounidenses a la agencia de noticias AP.


Los nuevos misiles, solicitados desde hace tiempo por los líderes ucranianos, dan a Ucrania casi el doble de distancia de ataque -hasta 300 kilómetros (190 millas)- que la que tenía con la versión de medio alcance del arma que recibió de Estados Unidos en octubre pasado. Uno de los funcionarios dijo que EEUU está proporcionando más de estos misiles en un nuevo paquete de ayuda militar firmado por el presidente Joe Biden el miércoles.


Biden aprobó la entrega del Sistema de Misiles Tácticos de Largo Alcance del Ejército, conocido como ATACMS, a principios de marzo, y EEUU incluyó un número “significativo” de ellos en un paquete de ayuda de 300 millones de dólares anunciado entonces, dijo uno de los funcionarios.


Los dos funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato para hablar de la entrega antes de que se hiciera pública, no quisieron facilitar el número exacto de misiles entregados el mes pasado ni en el último paquete de ayuda, que asciende a unos 1.000 millones de dólares.


Tras ese reporte de AP, el Departamento de Estado de EEUU confirmó que se enviaron misiles ATACMS de largo alcance a Ucrania para su uso dentro de su territorio y que las armas llegaron al país este mes. ”Puedo confirmar que Estados Unidos proporcionó a Ucrania ATACMS de largo alcance por indicación directa del presidente”, declaró a la prensa Vedant Patel, portavoz del Departamento de Estado.


Ucrania se ha visto obligada a racionar sus armas y se enfrenta a crecientes ataques rusos. El gobierno del presidente Volodimir Zelensky había estado rogando por el sistema de largo alcance porque los misiles proporcionan una capacidad crítica para atacar objetivos rusos que están más lejos, permitiendo a las fuerzas ucranianas permanecer a salvo fuera de su alcance.


La información sobre la entrega se mantuvo tan reservada que en los últimos días los legisladores y otras personas han exigido que Estados Unidos envíe las armas, sin saber que ya estaban en Ucrania.


Durante meses, Estados Unidos se resistió a enviar a Ucrania los misiles de largo alcance por temor a que Kiev pudiera utilizarlos para atacar en territorio ruso, enfureciendo a Moscú y agravando el conflicto. Esa fue una de las principales razones por las que la administración envió en octubre la versión de medio alcance, con un alcance de unos 160 kilómetros (aproximadamente 100 millas).


Un alto cargo militar estadounidense dijo el miércoles que la Casa Blanca y los planificadores militares analizaron detenidamente los riesgos de suministrar fuego de largo alcance a Ucrania y determinaron que era el momento adecuado para hacerlo ahora.

El almirante Christopher Grady, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto, dijo a The Associated Press en una entrevista que las armas de largo alcance ayudarán a Ucrania a eliminar los nodos logísticos rusos y las concentraciones de tropas que no están en el frente. Se negó a identificar qué armas concretas se estaban suministrando, pero dijo que serán “muy disruptivas si se usan adecuadamente”.


Al igual que muchos de los otros sofisticados sistemas de armamento proporcionados a Ucrania, la administración sopesó si su uso supondría un riesgo de mayor escalada del conflicto.


“Creo que es el momento oportuno, y el jefe (Biden) tomó la decisión de que era el momento oportuno para suministrarlos, basándose en la situación actual de la lucha”, dijo Grady el miércoles. “Creo que fue una decisión muy bien considerada, y realmente la exprimimos - pero de nuevo, cada vez que se introduce un nuevo sistema, cualquier cambio - en un campo de batalla, hay que pensar en la naturaleza escalatoria de la misma”.


Las autoridades ucranianas no han reconocido públicamente la recepción o el uso del ATACMS de largo alcance. Pero al agradecer al Congreso la aprobación del nuevo proyecto de ley de ayuda el martes, el presidente ucraniano Volodimir Zelensky señaló en la plataforma social X que “las capacidades de largo alcance, artillería y defensa aérea de Ucrania son herramientas extremadamente importantes para el rápido restablecimiento de una paz justa”.


Uno de los funcionarios estadounidenses dijo que la administración Biden advirtió a Rusia el año pasado que si Moscú adquiría y utilizaba misiles balísticos de largo alcance en Ucrania, Washington proporcionaría la misma capacidad a Kiev.


Rusia obtuvo algunas de esas armas de Corea del Norte y las ha utilizado en el campo de batalla en Ucrania, dijo el funcionario, lo que llevó a la administración Biden a dar luz verde a los nuevos misiles de largo alcance.

2 views0 comments

Comments


bottom of page