• El Blog News

Washington critica a Israel por demoler la casa de la familia de un presunto terrorista

Muntasir Shalabi fue acusado por un tribunal militar israelí de un ataque cerca de la ciudad cisjordana de Nablús en el que un estudiante fue asesinado a tiros.


La demolición de la casa de Muntasir Shalabi.

Washington ha condenado la demolición por parte de Israel de la casa de un palestino-estadounidense acusado de participar en un tiroteo que acabó con la vida de un israelí e hirió a otros dos en Cisjordania en mayo.


Muntasir Shalabi fue acusado por un tribunal militar israelí del ataque, ocurrido cerca de la ciudad de Nablús, en el que murió un estudiante llamado Yehuda Guetta. Después de que una apelación de la familia de Shalabi contra la demolición no prosperara, su vivienda en Turmus Ayya, una aldea en la que viven numerosos palestinos-estadounidenses, fue derribada con una explosión controlada.


La demolición de la casa de Muntasir Shalabi.

Tras la noticia, un portavoz afirmó a The Times of Israel que la Embajada de Estados Unidos estaba "siguiendo" los informes sobre la demolición de la casa donde vivía la esposa de Muntasir Shalabi y sus hijos.


"Como dijimos en numerosas ocasiones, la casa de una familia entera no debe ser demolida por las acciones de una sola persona", aseveró el vocero. "Creemos que es fundamental que todas las partes se abstengan de dar pasos unilaterales que exacerben las tensiones y socaven los esfuerzos para avanzar en una solución negociada de dos Estados, esto ciertamente incluye a la demolición punitiva de viviendas palestinas".


La demolición de la casa de Muntasir Shalabi.

Una fuente anónima de la oficina del primer ministro israelí aseguró al diario que, si bien "respeta" a Estados Unidos, Israel debe actuar en interés de sus ciudadanos.


"El primer ministro aprecia y respeta a la Administración estadounidense", señaló el funcionario en un comunicado. "Al mismo tiempo, actúa únicamente de acuerdo a las consideraciones de seguridad del Estado de Israel y la protección de la vida de los ciudadanos israelíes".


Las autoridades de Israel argumentan que tales demoliciones disuaden a posibles agresores palestinos. Por su parte, tanto los palestinos como los grupos de derechos humanos condenan esta política como un castigo colectivo.

3 views0 comments